Despliega el menú
Blog
Suscríbete

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

Leonard Cohen: la canción que faltaba

En la entrada que el año pasado le dediqué al DVD+2CD 'Live In London', de Leonard Cohen, me preguntaba, con mucha extrañeza, cómo es que no estaba incluida la canción 'The partisan', una de sus piezas sublimes y que más se oían en las buhardillas progres de los setenta. Una canción, con acompañamiento vocal femenino, que el canadiense incluyó en su segundo álbum, 'Songs From A Room' (1969), y que, mitad cantada en inglés y mitad en francés, hablaba de los partisanos o guerrilleros resistentes a la invasión nazi de la Francia ocupada durante la Segunda Guerra Mundial. “Las fronteras son mi prisión… la libertad llegará pronto y entonces saldremos de las sombras”, cantaba Leonard Cohen con su voz profunda y afectada de una melancolía  sobrecogedora.

No era una canción propia de Leonard Cohen, sino una adaptación de la original compuesta durante la misma guerra, exactamente en 1943, por un activista de la Resistencia, Emmanuel d'Astier, fundador del periódico Liberation y luego diputado, y la compositora rusa afincada en Francia, Anna Marly, autora su vez del himno de resistencia por antonomasia, 'Chants des partisans'. Ambos coincidieron en Londres y allí compusieron la canción: ella se hizo cargo de la música y él de la letra, dando lugar a un canto de esperanza y libertad que se cantó colectivamente en trincheras y reductos de la Resistencia. Hy Zaret, trabajador de la vigorosa factoría americana Tin Pan Alley y co-autor de la famosa 'Unchained Melody', la adaptó al inglés y años más tarde, Leonard Cohen primero y Joan Baez después la 'desempolvaron' para sus respectivos repertorios.

Pues bien, la canción aparece en  'Songs From The Road', otro DVD+CD de la famosa gira del canadiense que ha visto la luz recientemente. Ahí emerge rutilante y melancólica 'The Partisan', con una leve variación en el texto y con un color nuevo que le imprime la bandurria de Javier Mas, con una intervención gloriosa. Habrá que distinguirlo oficialmente como sea por haber difundido por el mundo un instrumento de tanto arraigo aragonés. Por ahí fuera, han alucinado con la sonoridad de la bandurria, y hasta el mismo Leonard Cohen se le hincaba de rodillas en el escenario, fascinado por la aportación del zaragozano.

La gira acaba el próximo 11 de diciembre en Las Vegas. Atrás han quedado dos años y medio de carretera, en torno a los 250 conciertos y tres horas cada noche en el escenario, que se dice pronto, en una persona con 76 años. Un milagro zen que la Seguridad Social española debería importar para nuestros abuelos.

Bromas aparte, dejo un youtube con la canción. No es la misma que aparece en el DVD -no subido a youtube- pero que da una idea aproximada de la intervención de Mas y de la belleza intrínseca de la canción.

http://www.youtube.com/watch?v=9RYy_8u4blk

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión