Blog
Suscríbete

Me encantan los nenúfares, ¿son difíciles de cultivar?

Estanques floridos. La fotografía a la derecha está tomada en el parque del Agua, en Zaragoza, donde abundan las especies acuáticas. Es una imagen que vale más que mil palabras: los nenúfares florecen a pleno sol y solo requieren agua limpia y oxigenada. Si se dispone de un pequeño estanque, basta que tenga medio metro de profundidad para que la planta esté a gusto. Las macetas han de tener varios agujeros y al meterlas en el agua procurar que se mojen lentamente, para que la tierra no se desparrame por el agua. Después, hay que colocar piedras en la superficie para que el recipiente no se mueva. Pronto brotarán las primeras hojas, de gran tamaño, que se quedan en el fondo; después, llegan otras más largas, que son las que vemos flotando en el agua y que impiden que el estanque se llene de algas. Cuando las hojas estén bien desplegadas, llegará la floración.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión