Despliega el menú
Blog
Suscríbete

curiosidades de la botánica

Las semillas de espadaña viajan cientos de kilómetros

La espadaña (typha latifolia) es una de las plantas más características del soto de ribera, junto a los juncos y los tamarices. Sus semillas viajan para colonizar nuevos espacios

Espadaña
Planta de espadaña, con sus semillas
Bogdan

>> Ligeras. Los vilanos voladores llenan el paisaje de magia, como si celebraran una primavera anticipada. Esos vilanos o semillas algodonosas voladoras proceden de varias plantas, como el chopo, pero también de las espadañas. La espadaña (typha latifolia) es una de las plantas más características del soto de ribera, junto a los juncos y los tamarices. Sus frutos son muy característicos y durante años se han utilizado como elemento decorativo.

La floración comienza a finales del verano, cuando se forman la flor masculina en la parte superior y la femenina, debajo. Tras la polinización, la parte masculina se seca y la femenina ocupa la posición predominante, formando el característico fruto, que terminará por abrirse en los primeros meses del año, aprovechando los vientos fuertes y el alza de las temperaturas. A pesar de las semillas, la reproducción más eficaz de la espadaña es la vegetativa, a través de sus raíces, de donde van surgiendo más y más ejemplares, hasta que la planta termina por invadir una buena parte del río.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión