Blog
Suscríbete por 1€

CURIOSIDADES DE LA BOTÁNICA

¿Hasta dónde puede crecer un árbol?

Algunos árboles suman miles de años, pero... ¿crecen indefinidamente? Científicos han fijado la altura máxima que puede tener un ejemplar si no quiere morir asfixiado

conifera
Coníferas en un bosque de EE. UU.
American Conifer Society

Más y más alto, durante décadas. Los árboles se encuentran entre los seres vivos más grandes y longevos que pueblan la tierra y algunos ejemplares cuentan con varios milenios de antigüedad y los registros hablan de especies, como el abeto de Douglas, que han alcanzado los 127 metros. ¿Cuál es el tamaño máximo que puede alcanzar un árbol? ¿Puede un ejemplar bien cuidado que viva en condiciones óptimas mantener su crecimiento de manera infinita?

Profesores de la Universidad de Oregón, en Estados Unidos, han resuelto el enigma. Un árbol puede crecer todo lo que su sistema vascular le permite. Para que la copa siga fabricando energía mediante la fotosíntesis, necesita que su xilema, por donde sube el agua y las sales minerales (savia bruta) pueda mantener la fuerza de succión como para elevar el líquido hasta una gran altura. Y no solo eso: las traqueidas, células que forma este sistema vascular, han de mantenerse libre de aire para evitar que, al formarse una burbuja, se produzca una embolia que termine por matar al árbol. Cuanto más alto es un árbol, más fuerza ha de hacer para subir el agua y más peligro hay que de que se produzcan burbujas de aire.

Para evitar que se formen esas burbujas, las traqueidas tienen unas válvulas que dejan pasar el agua pero no el aire. En las raíces, suelen medir unos seis micrones (milésimas de milímetro), pero conforme se incrementa la altura del tronco, el tamaño se reduce, para evitar que se produzcan esas embolias, producto de la tensión que produce la fuerza de succión. Y ahí reside el problema: llega un momento en que las válvulas son tan pequeñas que ya no dejan pasar tampoco el agua. Entonces, el árbol llega a su tamaño máximo, que los científicos de Oregón han fijado en 138 metros. De hecho, el ejemplar de abeto de Douglas más alto del que se ha tenido registro no superaba los 127 metros. Todo indica que han resuelto el enigma.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión