Despliega el menú
Blog
Suscríbete

curiosidades de la botánica

Espigas de gualda que adornan los terrenos abandonados

Pocos saben que a la bandera española se la llama rojigualda en honor a la reseda o gualda, de donde se extraían los tintes amarillos en el siglo XVIII. La planta ocupa ahora terrenos degradados

reseda
La gualda o reseda, en un ambiente natural
Tigerente

>> Colorida. Pocos saben que a la bandera española se la llama rojigualda en honor a la reseda o gualda, de donde se extraían los tintes amarillos en el siglo XVIII. Aunque prefiere las zonas montañosas, en la actualidad es fácil verla en caminos degradados y removidos. Por ello, se la puede considerar un bioindicador para que el paseante sepa que se encuentra en un terreno afectado negativamente por la acción del hombre.

Su floración es primaveral, aunque pueden encontrarse ejemplares en plena etapa vital si las lluvias son recientes y crecen en lugares protegidos y soleados. La reseda fue antiguamente una planta muy aprecidada por sus propiedades curativas y se la utilizaba como calmante. De hecho, su nombre derivado del latín y que significa “calmar”. También protagonizó un bello poema de Louis Aragón, llamado 'La rosa y la reseda' y que dice: "Flauta o viola en melodía/ en doble amor van a arder/ las aves entre la umbría/ rosa y reseda también".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión