Aragón
Suscríbete

ALTAS TEMPERATURAS

Zaragoza registra 42,8 grados y supera su máxima histórica del mes de agosto

En municipios del Maestrazgo y el Bajo Aragón también se alcanzaron ayer los 42 grados.Las altas temperaturas descenderán hoy levemente y mañana la bajada será más brusca.

Un chaval se refresca en la fuente de la Hispanidad de la plaza del Pilar de Zaragoza.
Zaragoza registra 42,8 grados y supera su máxima histórica del mes de agosto
JOSé MIGUEL MARCO

La ola de calor causó ayer estragos en Aragón: prácticamente toda la Comunidad sufrió temperaturas por encima de los 39 grados y Zaragoza capital, de hecho, registró su máxima histórica de agosto con 42,8 grados. Esta temperatura está medida en el aeropuerto, por lo que en el interior del casco urbano, donde se forman islas de calor, la sensación térmica pudo rozar los 45 grados.

La delegación territorial de Aragón de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) indicó ayer a última hora que la ola de calor alcanzó su punto álgido al mediodía de ayer y que las previsiones apuntan a que la situación mejorará poco a poco de cara al fin de semana.

Hay que remontarse hasta 1987, hasta el 16 de agosto de aquel año, para encontrar el anterior récord de máxima temperatura en Zaragoza en agosto que ayer fue fulminado. Entonces se alcanzaron los 41,2 grados. Sin embargo, ambos registros aún están lejos del récord histórico total, que se dio el 22 de julio del año pasado, cuando avanzaba el incendio de San Gregorio, y el mercurio llegó a marcar 43,2 grados. El dato de ayer es ya el segundo mayor de la historia de la Comunidad, al superar los 42,6 grados que se sufrieron el 17 de julio de 1978.

Alerta generalizada

Salvo contadas excepciones, toda la provincia de Zaragoza vivió ayer un día de sofocante calor con registros como los 38,9 grados de Calatayud; los 38,1 de Daroca; los 37,7 de Sos; los 37,9 de Los Fayos, los 40,2 de La Muela o la idéntica temperatura de Caspe.

La alerta, sin embargo, también se extendió por el Maestrazgo y el Bajo Aragón turolense donde Castellote se anotó una temperatura de 42,2 grados, y a la zaga le siguieron Calanda (41), Alcañiz (39), Teruel capital (37,2) o Calamocha (35,8), que tampoco fue ajena a la masa de aire cálido procedente de la meseta central, similar a las que llegan del continente africano.

No menos sofocante fue la jornada en Huesca donde la ola de calor se dejó notar con temperaturas que superaron los 38 grados: dos más respecto al miércoles. En la capital oscense, donde una pequeña brisa ayudó a los vecinos a soportar la canícula, se registraron 37,3 grados de máxima y 20,8 de mínima, según los datos recogidos en el parque de Bomberos. A pocos kilómetros de la ciudad, en Monflorite, se llegó hasta los 38,7 grados, la máxima de toda la provincia.

También tuvieron que utilizar abanicos en Ballobar (37,9 grados) en Fraga (37,8), y en Tamarite (37,1). En la montaña, aunque no se alcanzaron los 36 grados previstos, tampoco se necesitó una chaqueta: en Benasque se registraron 34,4 y en Canfranc, 32,7. La buena noticia es que el bochorno alcanzó ayer su expresión máxima y que a partir de hoy, aunque levemente, las temperaturas bajarán. La mala, es que la masa de aire frío entrará a la península por el oeste, con lo que Aragón será de las últimas comunidades en percibirla.

Los médicos de familia aragoneses aprovecharon la asfixiante jornada de ayer para recordar que estos días se debe beber mucho líquido, protegerse del sol, ventilar espacios y prestar atención a las personas más frágiles. La Sociedad Aragonesa de Medicina de Familia y Comunitaria de Aragón insistió en que para evitar golpes de calor "hay que extremar la precaución en los ancianos y enfermos crónicos, así como en los pacientes 'en cama' y en los que toman determinados fármacos".

Etiquetas