Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Zaragoza: El PP reclama renunciar a Expo Paisajes

La oposición pide que se pare la política de grandes proyectos mientras el gobierno PSOE-PAR prepara un plan de ahorro.

Los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Zaragoza lo tienen claro: es insostenible que, tras la prohibición de acudir a la deuda a largo plazo, se mantenga la política de grandes proyectos. Especialmente llamativa fue la posición del PP, que exigió que se desista de Expo Paisajes 2014 y se aplace para mejor ocasión la construcción del campo de fútbol. De este modo, se alineó con la postura que CHA e IU habían mantenido hasta este momento.

La portavoz popular, Dolores Serrat, cargó con dureza contra la decisión de Zapatero de cerrar el grifo de los créditos de forma taxativa, así como contra su posterior rectificación. Pero, al margen del decreto de ajuste, atacó la política económica del gobierno PSOE-PAR y acusó al alcalde Belloch de "utilizar la deuda para pagar su vanidad y sus caprichos".

Por eso, dijo que el campo de fútbol de Miraflores "se debe ralentizar y posponer" porque "el Ayuntamiento no se lo puede permitir". "A Expo Paisajes se podría renunciar", afirmó Serrat.

CHA e IU arremetieron sin contemplaciones contra el decreto de Zapatero. Pero además insistieron en sus críticas a la política de grandes proyectos. CHA exigirá en el pleno del viernes que se rescinda el contrato de la navegación fluvial, mientras que IU defenderá que se pare Expo Paisajes y los Juegos Olímpicos. La formación de izquierdas también presentará una moción por la vía de urgencia para rechazar las medidas antidéficit.

¿Y el gobierno? Tras el varapalo del decreto conocido el lunes, ayer optaron por una mezcla de cautela y nerviosismo. No en vano, el pasado lunes responsables del Consistorio contactaron con entidades de crédito para formalizar los préstamos previstos ante el temor de quedarse sin nada.

El alcalde no quiso hablar, temiendo que en los próximos días haya más rectificaciones, y el concejal de Economía, Francisco Catalá, se limitó a defender el decreto de Zapatero, que calificó de "valiente", con la salvedad de la prohibición de contratar deuda en 2011. "Es injusta y nos pone como administración tutelada", afirmó. No obstante, el gobierno está preparando un plan de ahorro del que no se quiere desvelar nada pero que pasará, por ejemplo, por el adelgazamiento de la estructura de sociedades y patronatos.

Etiquetas