Aragón
Suscríbete por 1€

CANDIDATURA PARA 2022

Zaragoza exhibe su apoyo mayoritario a los Juegos en la aprobación del consorcio

PSOE, PP y PAR rubrican su alianza olímpica, frente a las críticas de CHA e IU, que califican el proyecto de "bola de nieve electoral".

Objetivo cumplido. El gobierno de la capital aragonesa quiso lanzar ayer un mensaje claro: la candidatura Zaragoza-Pirineos a los Juegos Olímpicos de Invierno goza de una abrumadora mayoría política. Lo consiguió. Frente a la división escenificada entre los partidos en el pleno del Ayuntamiento de Barcelona, también aspirante a organizar el acontecimiento deportivo en 2022, los grupos de PSOE, PP y PAR cerraron filas y aprobaron los estatutos del consorcio olímpico. En total, 27 de los 31 concejales. Los cuatro restantes, de CHA e IU, se desmarcaron y calificaron la iniciativa de "aventura" y de "bola de nieve electoral".

 

Muy pendiente de lo que ocurría en Barcelona, el vicealcalde Fernando Gimeno abrió el debate con una descripción somera de lo que va a ser el consorcio olímpico: lo presidirá el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, habrá cinco vocales del Ayuntamiento, seis de la DGA, dos de Jaca, dos de Huesca y otros tantos de la Diputación oscense. El Consistorio y el Gobierno de Aragón se repartirán el 70% del consorcio, mientras que las otras tres instituciones, el 30% restante, a partes iguales.

 

Dejó claro que ni el Comité Olímpico Español (COE) ni el Gobierno central estarán presentes en la entidad, ya que deben ser neutrales al existir dos candidaturas. Acto seguido, para marcar aún más las distancias con Barcelona, Gimeno proclamó con toda la intención que estos Juegos "serán una oportunidad para España". El socio de los socialistas en el gobierno municipal, el PAR, destacó que "siempre la candidatura olímpica ha sido importante para Aragón" y consideró que los Juegos pueden convertirse "en el marchamo más destacado tanto por la adhesión social como por su impacto turístico y promocional".

 

El PP también se alineó con el bando olímpico después de pactar con el gobierno que, una vez constituido el consorcio, se invitará a los cuatro municipios pirenaicos, que tienen estación de esquí, a sumarse a la entidad. "Apoyamos sin fisuras la candidatura Zaragoza-Pirineos, lo cual no es incompatible con estar vigilantes y proponer modificaciones", declaró su portavoz, Dolores Serrat. Para no parecer entreguista, la edil marcó alguna diferencia. "Queremos que la candidatura vaya adelante con rigor y seriedad, pero eso está reñido con la arrogancia, las individualidades y las ocurrencias. Debe ser un proyecto de todos", afirmó Serrat.

 

Los grupos minoritarios pasaron al ataque. El líder de IU, José Manuel Alonso, no solo aseguró que "el Pirineo no está en condiciones de soportar una aventura como esta". Recordó que la ciudad está "en el pozo de la crisis", por lo que dudó de la oportunidad de "volcar el esfuerzo económico en un evento con las mismas posibilidades de celebrarse que los anteriores intentos". Además, hizo hincapié en que un acontecimiento como este "da pie a aventurillas urbanísticas no deseables en el Pirineo".

"Eurodisney en la plaza del Pilar"

CHA también fue muy crítica. Subrayó los fracasos de las candidaturas de Jaca y consideró que la propuesta pretende "tapar el día a día con la cortina olímpica". "Es mejor no debatir de los 50.000 parados que hay en la ciudad", declaró el portavoz nacionalista, Juan Martín. Además, resaltó "la falta de criterio" del gobierno PSOE-PAR, "que dispara a todo lo que se mueve". "De aquí a las elecciones, el alcalde puede anunciar que va a montar Eurodisney en la plaza del Pilar", ironizó.

 

Por parte del PSOE, de las réplicas se encargó el consejero de Grandes Proyectos, Jerónimo Blasco. "Es una candidatura del siglo XXI. Gracias a las comunicaciones y a las nuevas tecnologías, los Juegos no se hacen exclusivamente en la alta montaña. No es fácil que haya 22.500 habitaciones en alta montaña. Pero este no es el caso", declaró. CHA e IU no aceptaron estos argumentos. "Es de una insostenibilidad completa", protestó Alonso. Juan Martín reafirmó su oposición a la candidatura: "Esto es una bola de nieve electoral".

 

El alcalde, como en todos los asuntos importantes, cerró el debate. Además de recordar que los deportes de invierno suponen el 8% del PIB en Aragón, "el doble que la factoría de Opel", no pudo evitar enviarle un recado a Hereu. "En Barcelona -concluyó-, no se han atrevido a votar, sino que solo informan. La situación política no es la misma que aquí".

Etiquetas