Tercer Milenio

Un proyecto unirá a Benasque, Bolea, Torrijo de la Cañada y Munébrega en torno al vino

El grupo Wine of Hill busca potenciar la producción en bodegas subterráneas para potenciar la incorporación de jóvenes y mujeres a la viticultura.

Las icónicas bodegas de Torrijo serán uno de los recursos a utilizar.
Las icónicas bodegas de Torrijo serán uno de los recursos a utilizar.
Macipe

El grupo de cooperación denominado "Wine Of Hill: Innovación social para la producción de vinos Energía 0" ha empezado a dar forma a su proyecto de tres años de duración, que tiene por objetivo destacar la importancia del ciclo productivo del vino con el aprovechamiento de bodegas subterráneas para generar producto innovador. Además, en último término buscan, según remarcan en un comunicado, "potenciar la incorporación de jóvenes y mujeres a la producción de vinos de calidad".

Este proyecto cuenta con una ayuda de 120.000 euros, incluidos en el Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Aragón para el periodo 2014-2022, con destino a agentes del sector agrario, financiado con fondos FEADER en un 80% y por el Gobierno de Aragón en un 20%.

Este grupo cuenta con un total de siete socios. De una parte, Frutos Naturales Orgánicos SL de Bolea, como coordinador y beneficiario junto a la Asociación de Mujeres La Devanadera de Torrijo de la Cañada, la Cooperativa Virgen del Mar y de la Cuesta de Munébrega y Fruit Luxury company SL de Albalate de Cinca.

Como socios no beneficiarios participan Biocastillazuelo SC, el Laboratorio de Análisis de Aroma y Enología y la Escuela Politécnica Superior de Huesca y la Universidad de Zaragoza y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, con la Estación Experimental de Aula Dei (EEAD-CSIC), estos dos últimos socios de centros tecnológicos.

Así, el proyecto se llevará a cabo en los municipios de Benasque, Bolea, Torrijo de la Cañada y Munébrega de las comarcas aragonesas Ribagorza, Hoya de Huesca y Calatayud. Se pretende la puesta en valor mediante la innovación agroalimentaria y social de conjuntos de bodegas de reconocido valor patrimonial como el Cerro de las Bodegas de Torrijo de la Cañada y las bodegas de Puibolea, reconocidas como patrimonio de la Unesco.

El proyecto que comenzó su andadura en el año 2022 ya ha dado sus primeros pasos mediante el levantamiento foto gravimétrico de las bodegas más singulares, la sensorización de varías bodegas y durante este mes de julio ha dado comienzo a los trabajos de recopilación de variedades tradicionales en la Comarca de Calatayud contando con el apoyo de las Becas Desafío de la Universidad de Zaragoza.

La prospección de variedades se va llevar a cabo bajo la coordinación de la EEAD encargada de la selección y cultivo piloto de variedades de vid a partir de 700 metros de altitud y la evaluación y recuperación del patrimonio vitivinícola en la región.

Se pretende recuperar variedades de vid antiguas adaptadas a zonas altas y de montaña en las zonas de estudio, identificándola y caracterizándolas a nivel molecular. De la misma manera, se tomarán muestras de uva de las variedades mejor adaptadas a estas zonas de montaña con el fin de conocer la aptitud enológica y se vinificarán.

Entre las tareas de ejecución del proyecto, y con objeto de preservar materiales en peligro de extinción adaptados a las zonas de estudio, se realizarán plantaciones experimentales en los municipios de Bolea, Torrijo de la Cañada y Munébrega.

Otros objetivos planteados en el proyecto son la valoración del potencial de utilización de bodegas subterráneas, el análisis comparado de los perfiles aromáticos de vinos con crianza y conservación en bodega subterránea y su comparación con vinificación en vivero.

También buscan el desarrollo de un protocolo específico de gestión de la bioseguridad 3E (eficaz, ecológico y económicamente viable) para la producción de vinos energía 0 y la elaboración de un modelo de formación emprendimiento para el sector del vino. 

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión