Zaragoza
Suscríbete por 1€

Test de antígenos y mucha ilusión en la vuelta de los pasos de Semana Santa a las calles de Zaragoza

Los costaleros comienzan los ensayos con medidas de seguridad contra la covid y las expectativas puestas en el próximo mes de abril

Primer ensayo de costaleros en Zaragoza tras dos años de parón
Primer ensayo de costaleros en Zaragoza tras dos años de parón
Guillermo Mestre

Han pasado casi tres años desde la última vez que los pasos de la Semana Santa zaragozana recorrieron las calles de la ciudad. Por eso, el ensayo de este sábado ha sido todo un acontecimiento. La Cofradía de Nazarenos de Jesús de La Humildad ha comenzado a practicar por las calles del barrio de la Magdalena de cara al próximo mes de abril, cuando se espera que por fin las procesiones puedan volver a celebrarse. Las "ganas" y la "ilusión" son máximas, tal y como han explicado los organizadores, pero también lo es la "precaución", todas las medidas son pocas para evitar que la dichosa covid se cuele entre los costaleros y el resto de los cofrades. 

El particular recorrido, bajo las constantes indicaciones de Antonio Navas, el capataz del paso de misterio de La Humildad, ha comenzado puntual a las 17.00. Pero más de una hora antes ya estaban allí los participantes, unas 77 personas, "casi con los mismos nervios que en Domingo de Ramos", según ha confesado el propio Navas. El motivo era doble, tanto por el ansiado regreso y el reencuentro con los compañeros como por las novedades que ha introducido la pandemia, que ha trastocado incluso los detalles más pequeños. Por ejemplo, según ha contado Valle Laya, hermana mayor de la cofradía, ahora tienen que disponer botellas de agua individuales para cada uno de los encargados de trasladar la pesada figura. 

La rigidez en las normas también es ahora mayor si cabe. "Todo el mundo tiene el certificado de vacunación y además se ha hecho un test de antígenos", ha explicado a su vez Navas, que también ha contado que en esta ocasión se harán menos ensayos que un año normal para evitar riesgos, sobre todo cuando se acerquen las fechas clave. El de este sábado se ha prolongado durante unas cuatro horas, siguiendo siempre el mismo recorrido para evitar alteraciones en el tráfico. Ha sido una tarde de mucho esfuerzo para los costaleros, pero también "de disfrutar y de mucho sentimiento", según ellos mismos comentaban. 

Después de ayudarse unos a otros a colocarse la faja, cuando han aprovechado para compartir alguna anécdota de procesiones pasadas, y de calzarse el costal, se han dirigido al punto de salida, en el número 43 de Manuela Sancho. Allí, bajo la atenta mirada de numerosos cofrades y familiares, es donde se ha producido, por fin, la esperada 'levantá'. A golpe de martillo, los 45 costaleros han aupado el paso -cubierto, eso sí- y, guiados por la voz y las indicaciones de Antonio Navas, han emprendido la marcha. "Con calma", "la derecha adelante", "despacito", "sin miedo", repetía una y otra vez el capataz a la cuadrilla, que apenas tiene visión bajo las trabajaderas. 

Han atravesado, entre otros puntos, Doctor Palomar, Viola, la plaza de San Agustín, Arcadas, Barrio Verde y Olleta, haciendo que todo aquel que se cruzaba con ellos se detuviera, curioso, a observar. Estos días atrás, ya hubo otros ensayos previos al aire libre de algunas cofradías, como la Institución de la Sagrada Eucaristía, pero en zonas apartadas de la ciudad, por lo que se podría decir que ahora más que nunca se ha iniciado la cuenta atrás oficial hacia la Semana Santa de 2022. Para contemplar la figura habrá que esperar hasta entonces.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión