Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

municipal - Zaragoza

El Ayuntamiento de Zaragoza ya estima que la electricidad le costará al menos 2,5 millones más este año

La escalada del recibo de la luz obliga al Consistorio a hacer una modificación presupuestaria. La mayoría de los edificios municipales no podrán beneficiarse de la bajada del IVA al 10%.

El Ayuntamiento de Zaragoza, en la plaza del Pilar.
El Ayuntamiento de Zaragoza, en la plaza del Pilar.
Oliver Duch

La subida del precio de la luz, que se ha disparado por encima del 50% desde mayo y que este jueves alcanzó un nuevo máximo histórico, ha puesto en alerta al Ayuntamiento de Zaragoza de cara al cierre del ejercicio presupuestario. Los servicios técnicos municipales ya han hecho una estimación preliminar de lo que puede suponer en los costes: al menos 2,5 millones de euros más antes de que acabe el año, lo que elevará la factura eléctrica de este ejercicio hasta los 19,8 millones de euros.

El Ayuntamiento, que se abastece de energía mediante un sistema de compra directa de energía en el mercado mayorista, ya está preparando un informe que el concejal de Urbanismo, Víctor Serrano, tiene previsto presentar en la próxima comisión de su Área. A la espera de los detalles, las estimaciones de incremento de gasto son conservadoras y los responsables municipales creen que podrían ser incluso más elevadas de lo previsto.

La capital estrenó el sistema de compra directa de energía en octubre de 2020, aunque este proyecto lo impulsó el gobierno de ZEC. En lugar de contratar a una comercializadora, el Ayuntamiento nombra a un representante que acude al mercado mayorista. Esta fórmula permite grandes ahorros cuando la energía está barata, pero se dispara en los momentos en que está cara, como el actual. «Es como la bolsa», dicen fuentes municipales.

Millón de euros mensual

En los primeros meses de funcionamiento, el coste tuvo sus vaivenes, pero hubo recibos muy bajos (en febrero el Ayuntamiento pagó 520.000 euros por la luz). No obstante, a partir de mayo, los costes se han desbocado: 847.668 euros en mayo, 972.005 en junio y 1.088.174,43 en julio, último mes del que se disponen datos. No se computan tanto los máximos históricos del precio de la luz en agosto y septiembre.

Según fuentes municipales, el coste de la electricidad entre enero y julio fue de 6,2 millones de euros (solo el consumo, sin contar peajes y otros costes), lo que supone un 30% mas de lo esperado en el mercado. Aunque se asume que «nadie tiene la varita mágica» para saber lo que va a pasar, ya se han empezado a manejar escenarios para determinar cuáles serán las necesidades presupuestarias de cara a final de año.

Y no son optimistas. Los primeros documentos técnicos que se han elaborado apuntan a que si la luz se mantiene como está ahora, a unos 120 euros por megavatio, la previsión es que la factura mensual no baje del millón de euros, por lo que entre agosto y diciembre el coste rondaría los 5 millones. En este momento, el Ayuntamiento dispone de 2,5 millones para hacer frente a esa cantidad en su presupuesto, además de otros 2 depositados ante el Operador del Mercado Ibérico de la Energía (OMIE).

Necesidad de fondos

No obstante, los técnicos prefieren no tocar esa cantidad, dado que permite pagar "en tiempo y forma" y "evita sanciones o la expulsión del propio mercado". Por eso, Urbanismo tiene previsto incorporar la partida necesaria para hacer frente a los nuevos costes, lo que implicará una modificación presupuestaria.

El Ayuntamiento tiene un problema añadido. Los edificios municipales no pueden beneficiarse de la bajada del IVA del 21% al 10% aprobada por el Gobierno de España para controlar la factura de la luz. Solo afecta a los contratos de energía eléctrica cuyo término fijo de potencia no supere los 10 kW, situación en la que están la mayoría de los hogares, pero no los grandes inmuebles.

"Nos preocupa mucho el consumo de las familias más vulnerables, pero también el de los colegios, que paga el Ayuntamiento"

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón ha recordado este lunes que hace meses, desde el Consistorio se aseguró que "ni una sola ayuda de urgencia que llegara a los servicios municipales dejaría de tramitarse", independientemente de que se trate de ayudas de alimentación o para pagar la factura de la luz.

Además de mostrar su "preocupación" por las familias de la capital aragonesa y ha añadido que también le preocupa "mucho los recibos de los colegios, de cuyo pago se encarga el Consistorio, y ya se ha avanzado que el coste se disparará ante la necesidad de mantener la ventilación a causa del coronavirus"

En este sentido, Jorge Azcón, ha reivindicado la petición que trasladó a la ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez García, de la necesidad que tienen las ciudades de recibir ayudas por parte del Gobierno central, ya que el "famoso" fondo COVID nunca ha llegado.

"Nos gustaría que el Gobierno de España colaborase con ayudas que consideramos que son absolutamente justas", ha pedido Azcón, "tal y como hemos visto que ha sucedido en otros países homologables de la Unión Europea". No obstante, "nosotros todavía no desesperamos en que aquí también puedan llegar", ha agregado.

La cuestión del recibo de la luz, que no solo sufre Zaragoza sino el resto de municipios, puede convertirse en un nuevo motivo del pulso entre los ayuntamientos y el Ministerio de Hacienda. Tras recibir la compensación por el agujero económico en el servicio público de transporte (23 millones) y a la espera de que se decida si habrá ayudas por los gastos vinculados a la pandemia para los municipios, el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ya reclamó ayudas para pagar la luz en la reunión de la junta directiva de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP, con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. La luz puede ser el próximo campo de batalla entre los ayuntamientos y el Gobierno de Sánchez.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión