Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

Piden 9 meses de prisión para un hombre por azuzar su perro contra un policía

Uno de los agentes sufrió un mordisco y su compañero, contusiones.

El joven se precipitó al vacío desde el tejado del edificio del fondo, en la esquina de las calles de Ramón Pignatelli y Escopetería, en el casco Histórico de Zaragoza.
Esquina de las calles de Ramón Pignatelli y Escopetería, en el casco Histórico de Zaragoza.
G. Mestre

Mohamed B. protagonizó el 29 de octubre una serie de actos entre lo incívico y lo delictivo que podrían costarle una pena de nueve meses de cárcel y una multa de 720 euros, como pide la Fiscalía. El encausado circulaba esa noche con su bicicleta a toda marcha por la calle Escopetería y a su lado corría su perro, que no llevaba puesta la cadena y que más tarde fue lanzado contra un policía nacional. El encartado avanzaba a tal velocidad que a duras penas pudo esquivar a un barrendero que cruzaba la calle por lo que, como resultado de la maniobra, cayó al suelo. Una circunstancia que no pasó inadvertida por dos funcionarios que patrullaban por el barrio del Gancho.

Los agentes le requirieron que se identificara, atara al perro y se pusiera la mascarilla, algo obligatorio en aquel momento. Pero el acusado se negó a todo ello en repetidas ocasiones. El tono de la conversación se fue elevando hasta el punto de que Mohamed se encaró con los funcionarios, se acercó sin guardar la preceptiva distancia de seguridad e intentó quitarles el cubrebocas a uno de ellos.

Este acercamiento provocó un forcejeo entre ambos y el intento del policía de reducir al ciudadano. Como consecuencia de esta maniobra, los dos cayeron al suelo, momento en que intervino el segundo policía. Fue entonces cuando el condenado habría azuzado al can, que acabó mordiendo en el muslo a uno de los trabajadores públicos. Este tardó en recuperarse de las heridas un total siete días. Su compañero, por otro lado, sufrió policontusiones de las que tardó cinco días en curarse. También el encartado acabó herido como consecuencia del enfrentamiento como por una mordedura de su propio perro.

El Juzgado de lo Penal 6 de Zaragoza valorará ahora si se trata de un delito de resistencia y dos de lesiones que impliquen 9 meses de prisión y el abono de una multa de 720 euros. El fiscal pide también el pago de 540 euros a los agentes por las lesiones que les causó.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión