Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Tercer Milenio

desayuno heraldo

"La reutilización es la clave del futuro de la gestión del agua y de la depuración”

Representantes de Ecociudad, el Instituto Aragonés del Agua, Aqualia y la Fundación Ecodes han debatido sobre la gestión del alcantarillado y la depuración como claves para el desarrollo sostenible de las ciudades.

Desayuno HERALDO sobre el saneamiento de las ciudades
Desayuno HERALDO sobre el saneamiento de las ciudades
Oliver Duch

La red de saneamiento y depuración es, además de parte esencial del ciclo integral del agua, el escudo protector de los ríos y mares y, por tanto, de la salud y el bienestar de las ciudades y pueblos. Y un extenso campo de acción para la innovación tecnológica, la protección medioambiental y la economía verde y circular. La reutilización de las aguas residuales y su aprovechamiento energético y la apuesta por la concienciación ante unas infraestructuras en ocasiones invisibles son los retos que encara un sector que se ha revelado determinante en la protección de los ciudadanos durante la pandemia. 

La gestión de los sistemas de saneamiento fue el tema de debate este jueves en una nueva edición de los Desayunos HERALDO, en la que participaron el director de la delegación Nordeste de Aqualia, Jordi Aguilera; el gerente de la sociedad municipal Ecociudad Zaragoza, Julio López; la directora del Instituto Aragonés del Agua (IAA), Dolores Fornals, y el director de la Fundación Ecodes, Víctor Viñuales. Todos ellos subrayaron el carácter esencial que han demostrado los sistemas de depuración durante el año de la pandemia de la covid-19 y la necesidad que hay de concienciar sobre su importancia.

Jordi Aguilera: "Si algo distingue a Aqualia es el desarrollo sostenible "

Jordi Aguilera recuerda que, después de que el usuario pulse el botón del inodoro, se activa un complejo proceso que va más allá de una mera cañería que llega hasta una estación depuradora. "Pasa por unas alcantarillas en las que aplicamos tecnología que la gente no ve: inspección por cámara, por drones, cámaras pértiga para limpiar, podemos reparar tuberías sin entrar dentro… Mucha tecnología que la gente no conoce para que el saneamiento fluya y devolvamos el agua al medio para que se pueda reutilizar", explica el directivo de una de las empresas más importantes del mundo en materia de gestión del ciclo integral del agua. Su mensaje es rotundo: "La reutilización es la clave del futuro de la gestión y del alcantarillado y la depuración de las aguas".

Si Aguilera habla de drones, Víctor Viñuales recoge el testigo y viaja hasta los tiempos de Caesaraugusta, cuando se construyó la cloaca romana. Pone el dedo en la llaga sobre un asunto trascendental. "Lo que es escandaloso es que los romanos pongan una cloaca de esas dimensiones y hoy 2.300 millones de personas sigan sin tener resuelto el saneamiento de sus aguas en una civilización que es capaz de mandar una nave a Marte para ver si hay agua", incide. 

Centrada la relevancia de esta infraestructura estratégica, intervienen los representantes del sector público, Dolores Fornals y Julio López. "Con la pandemia nos hemos dado cuenta de lo importante que es tener un saneamiento adecuado para la higiene y salud", dice la directora del IAA. "La gente está acostumbrada a tener servicios básicos. Por desgracia, solo nos hacemos visibles cuando fallamos", coincide López. El gerente de Ecociudad introduce una pregunta: "¿Qué hubiera sido de la pandemia sin el ciclo integral del agua y del sistema de saneamiento? Estaríamos hablando de que se habrían duplicado o triplicado las muertes", sostiene.

Julio López: "Depuramos lo equivalente a 25.000 piscinas olímpicas al año en Zaragoza"

Fornals destaca que el 90% del presupuesto del IAA, que se recauda a través del Impuesto de Contaminación de las Aguas (ICA), se destina a la explotación (55 millones) y construcción de depuradoras (15 millones). “Es muchísimo dinero y quizá falta la cultura de la sociedad de que es un servicio tan básico como tener luz”, comenta. Julio López introduce una pregunta: “¿Qué hubiera sido de nuestra pandemia sin el ciclo integral del agua y del sistema de saneamiento? Estaríamos hablando de que se habrían duplicado o triplicado las muertes seguro”, sostiene.

Por eso, los participantes en el debate defienden la necesidad de "un cambio de mentalidad", para lo que dar a conocer "el esfuerzo" que se hace para depurar las aguas. "Lavarse las manos ha puesto en valor el servicio. Se ha dado importancia a la higiene. Puedes tener agua, pero si luego no la depuras, la higiene se te va al garete. Parte de esa concienciación la vamos a conseguir", dice Jordi Aguilera.

Para el director de la delegación Nordeste de Aqualia, la pandemia ha supuesto "un antes y después". "En las calles estaban las brigadas de los servicios y los repartidores de Amazon", comenta. El esfuerzo para mantener el servicio y evitar contagios entre el personal fue tremendo. "Con las administraciones, creo que hemos dado la talla", explica. Julio López destaca que la consigna en Zaragoza fue que el servicio "no podía faltar". "Se hizo todo para intentar incidir lo menos posible en la calidad de vida de los ciudadanos. No se escatimaron esfuerzos. Creo que hemos aprobado y con nota», apunta. Fornals lo subraya: "Sí, porque no se ha oído hablar de nosotros. Eso significa que hemos aprobado".

 

Fornals: "En el sector del agua estamos obligados a entendernos entre entidades públicas y empresas"

La gestión del ciclo integral del agua está guiada por una fuerte apuesta por la innovación. López recuerda el papel del sistema de depuración de aguas en la red de alertas que se ha activado en las ciudades para detectar restos de material genético de covid que permitan anticipar la llegada de una ola de la enfermedad. La depuradora de La Cartuja forma parte de una malla de 35 instalaciones en toda España para hacer este tipo de controles

“Esto no es nuevo. Ya había estudios hace cuatro o cinco años para buscar restos de polio, microplásticos o trazas de medicamentos. Nos hemos apoyado en las redes de saneamiento para ver cómo nos afecta a las ciudades”, detalla el ingeniero municipal. “La coordinación entre salud, medicina y gestión del agua ha venido a quedarse. Es algo que le da un plus al cuidado de la salud y podemos aprovecharnos de ello”, sostiene.

Viñuales: "Nuestros objetivo es que las empresas textiles usen algodón orgánico"

Y tras la innovación llega la necesidad de una nueva economía que se desarrolle sobre los pilares de la sostenibilidad ambiental. Así lo cree Viñuales. “Tenemos dos grandes desafíos. Construir una economía baja en carbono y construir una economía circular ya. Y además están vinculados”, afirma. Recuerda que hay informe de la Agencia Estatal de Meteorología que dicen que en los últimos 40 años se había desertificado una superficie como Galicia. Bajo el prisma de la reutilización, animó a "cerrar el ciclo" y reaprovechar los residuos de las estaciones de depuración en una nueva economía circular que permitirá además "secuestrar carbono de la atmósfera". Propone incluso cambiar nombres, y pasar de las depuradoras a las "biorrefinerías".

Todos coinciden en que la depuración no puede ser el final de la cadena. "Hay que convertir el residuo en una oportunidad. Hay que pasar de una economía lineal a una circular", explica Julio López. Dice en este sentido que la depuradora de La Almozara aprovecha un 70% de la energía que se genera en la digestión de fangos. Y La Cartuja está en el 20%. "Ese es el futuro. El otro gran reto es la resiliencia contra el cambio climático", añade.

Jordi Aguilera detalla una experiencia que ha puesto en marcha su compañía. Explica que ya se está trabajando en la conversión del biogás que se genera en las depuradoras en biocombustible. Esto significa que un coche con el motor adaptado puede abastecerse en las depuradoras. "Es un cambio palpable, no es teoría", dice. Comenta que en Lérida ya hay un proyecto para que los vehículos municipales y los buses utilicen esta tecnología

En la conversación entra el papel que juega la depuración en el medio rural y la necesidad de que salgan los números. En este ámbito, las infraestructuras ligeras y sostenibles son fundamentales. Y además está la cuestión de la agricultura y la ganadería, que consume el 85% de los recursos hídricos y que acentúa la necesidad de depurar. 

"Nuestra gran dificultad no son las 24 plantas de más de 15.000 habitantes equivalentes. Son el resto. Y hay que ir a modelos sostenibles, con infraestructuras que nos podamos permitir tanto en la inversión como la explotación posterior", afirma Fornals, que señala que de las 1.500 entidades de población, 975 no llegan a los 1.000 habitantes. "La escala importa", añade López. "Los pequeños núcleos son un problema de sostenibilidad económica", declara Aguilera, que explica que falta de depurar el 5% del territorio y defiende los sistemas blandos, que pueden ser más efectivos. "No nos podemos volver locos haciendo grandes instalaciones que pueden no ser sostenibles", dice el directivo de Aqualia.

El final del debate se centra en la cuestión medioambiental. "El peso de las ciudades, las toneladas que consumimos y las de residuos que metemos, debe disminuir", afirma López. Dice que hay pruebas de utilizar las aguas fecales como una geotérmica de superficie, para calentar el agua de una piscina pública. "Pero esto requiere esfuerzo e inversión. Volvernos circulares, más que un plus, es un deber", dice.

Fornals defiende no utilizar el retrete "como papelera", para evitar que acaben en el sistema toneladas de toallitas higiénicas, el gran enemigo de la depuración. Aguilera reclama la concienciación de lo que supone levantar el grifo o utilizar el inodoro. "La pandemia un poco ha ayudado a conseguirlo", afirma.

Víctor Viñuales cierra en tono didáctico. Recuerda que en el edificio en el que vive estuvieron tres días sin agua. "Es la mejor campaña de seducción para que el ciudadano entienda el derecho humano al agua, que es más relevante que el móvil. Valoramos la salud cuando la perdemos", dice. Propone incluso que los ciudadanos pasen 15 días limpiando calles, 15 días en la depuradora y 15 en el vertedero. «Así se conocería la ciudad en la que vive», dice. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión