Despliega el menú
Zaragoza

coronavirus en aragón

El Ayuntamiento de Zaragoza prohibirá a motos, bicis y patinetes aparcar en las aceras de toda la ciudad

Se habilitarán nuevas plazas en la calzada, el doble de las que hay actualmente. La nueva norma entrará en vigor cuando todas estén acondicionadas. 

La Policía Local puede multar desde hoy a los patinetes, bicis o motos que aparquen en las aceras del entorno de la plaza de Los Sitios.
La Policía Local puede multar desde hoy a los patinetes, bicis o motos que aparquen en las aceras del entorno de la plaza de Los Sitios.
Guillermo Mestre

Motos, bicicletas y patinetes tendrán que despedirse de las aceras de Zaragoza. El gobierno PP-Cs ha anunciado este miércoles que prohibirá que estos vehículos aparquen en las zonas de tránsito de peatones de todos los puntos de la ciudad. La restricción entrará en vigor una vez se hayan habilitado nuevos espacios de la calzada, el doble de los que hay actualmente, cuya adecuación comenzará de manera inmediata. La concejal de Movilidad, Natalia Chueca, ha explicado esta nueva medida tras la reunión de la comisión por el futuro de Zaragoza, en la que se han debatido los temas correspondientes al área. La intención es que los desplazamientos a pie ganen prioridad en el nuevo modelo de movilidad post covid-19 que está preparando el Ayuntamiento y que tiene en cuenta las necesidades surgidas de la pandemia. Para ello, también se dará prioridad semafórica a los peatones, que ganarán casi un 30% de tiempo a los vehículos. 

Se actuará de forma similar a como se hizo a finales del año pasado en el entorno de la plaza de Los Sitios. Primero se colocarán las nuevas plazas de aparcamiento y se señalizarán adecuadamente. Después, la Policía Local podrá comenzar a multar a quienes incumplan la norma. En concreto, según ha indicado Chueca, de los 5.120 espacios que hay actualmente para bicicletas y patinetes se pasará a 10.200, y de las 7.200 plazas de motocicletas, a más de 14.000. Los nuevos aparcamientos se instalarán en zonas que actualmente ocupan los automóviles, preferiblemente junto a los pasos de peatones para facilitar la visibilidad. Los trabajos comenzarán de forma inmediata en los distritos del Actur y Casco Histórico.

En lo que respecta a la prioridad semafórica, la responsable del área ha explicado que era un asunto que el gobierno ya tenía pendiente para equiparar la ordenanza municipal a la normativa estatal. El objetivo es cambiar el criterio de velocidad peatonal de 0,7 metros por segundo a 0,5, para facilitar los desplazamientos de las personas con movilidad reducida. Las modificaciones se acometerán al mismo tiempo que la instalación de los nuevos aparcamientos en la calzada, aunque por ahora no se cambiarán los semáforos que tengan incidencia en la línea del tranvía.  

Con todo, la filosofía de las nuevas medidas es favorecer los desplazamientos a pie y tratar de que el desplome de usuarios que está sufriendo el transporte público a causa del coronavirus no se vea absorbido por los vehículos privados para, tal y como ha indicado Chueca, "evitar colapsos en cuanto a atascos y contaminación".También se quiere favorecer el distanciamiento social y que los peatones tengan más espacio para caminar sin dejar de cumplir la separación de seguridad. 

Antes de la crisis sanitaria se hacían cada día más de 400.000 viajes en los autobuses y tranvías de Zaragoza, que han visto ahora reducido su límite de aforo al 50%. Por ello, desde el área de Movilidad del Consistorio, recomiendan a los ciudadanos recorrer las distancias cortas -de hasta 2,5 kilómetros- caminando, y las medias -de hasta 5-, con bicicletas o patinetes. Calculan que se harán casi 900.000 desplazamientos a pie cada día. No obstante, esperan también que los ciudadanos recuperen la confianza en el transporte público y, para ello, según ha anunciado Chueca, se llevará a cabo una campaña de comunicación. La edil ha recordado, asimismo, que cada día se desinfectan los vehículos y que el uso de mascarillas es obligatorio. 

La prohibición de estacionar en las aceras nace en el marco de la pandemia y, por ahora, tendrá carácter temporal, de unos cuantos meses o hasta que acabe el año. No obstante, si funciona bien, la edil ha señalado la posibilidad de incluir esta norma en la futura ordenanza.  En general, se tratará de bajar a la calzada los aparcamientos de bicis y patinentes que ahora mismo están ubicados en las aceras aunque, según informan desde el Ayuntamiento, se mantendrán si están colocados en espacios amplios donde no dificulten la movilidad o en lugares estratégicos, como junto a los carriles bici. Por ejemplo, los estacionamientos del paseo de la Independencia no se moverán. 

>>> La información sobre el coronavirus, al minuto. 

Etiquetas
Comentarios