Despliega el menú
Zaragoza

solidaridad

“Toda ayuda para aislar el frío es bienvenida: mantas, sacos, edredones…"

La Fundación San Blas y la Inmobiliaria Las Torres ponen en marcha la tercera edición de campaña 'Dona tu manta', la iniciativa solidaria con el objetivo de superar las 500 prendas recogidas el año pasado.

El centro San Blas para personas sin techo y la Inmobiliaria Las Torres han puesto en marcha por tercer año la campaña 'Dona tu manta', que tiene como objetivo recoger ropa de abrigo para las personas que duermen en la calle en Zaragoza, sobre todo en invierno. Julio Ruiz es uno de los usuarios de este centro. Lleva un año durmiendo en la calle y esta campaña sirve para facilitarle el sueño en las frías noches de invierno de Zaragoza.

Julio Ruiz es de Madrid, tiene 39 años y llegó a Zaragoza hace unos meses en busca de una oportunidad laboral. Sin embargo, una serie de circunstancias fortuitas y la vergüenza de contarle a su familia lo sucedido lo empujaron a acabar viviendo en la calle. Hoy no tiene prácticamente nada fuera de lo que le surten en centros como el de San Blas donde se ha acercado esta semana para prepararse para otra fría noche a la intemperie.

“¿Quieres una manta y un saco?”, le pregunta Manuel Álvarez, uno de los voluntarios de la fundación. “No, solo una cosa, no quiero abusar, hay gente que también lo va a necesitar”, explica Ruiz. Un acto sorprendente cuando piensas que se trata de una persona que no tiene absolutamente nada.

Esta situación es habitual en el centro ubicado en el 24 de paseo Echegaray, donde ofrecen un servicio de consigna a personas sin hogar, y sirven en torno a 40 o 50 desayunos y meriendas cenas diarios. “Nos permiten dejar aquí nuestras cosas en lugar de cargarlas todo el día y eso es una enorme facilidad para nosotros, como tener un aula de informática o enchufes para cargar el teléfono, en la calle no tenemos de eso”, bromea. Y es que, a pesar de la crudeza de su situación, Ruiz no pierde la sonrisa en ningún momento.

Vuelve la campaña ‘Dona tu manta’ a Zaragoza
Ángela Sebastián (Inmobiliaria Las Torres) y Antón Borraz, presidente de Fundación San Blas.
Camino Ivars

Confía, explica, en que su situación pase pronto. Por eso, mientras tanto cualquier ayuda es buena para “capear la situación”. “El frío en Zaragoza… no se lo deseo a nadie. Hay humedad, viento… es muy duro”, explica. Desde hace unos días se puso en marcha la tercera edición de la iniciativa ‘Dona tu manta’, con la que esperan superar las 500 unidades del pasado año.

Ángela Sebastián, gerente de inmobiliaria Las Torres, fue una de las precursoras de la campaña. “Nos resultaba paradójico el hecho de dedicarnos a la venta de casas y que hubiese tantas personas sin hogar a la vez que tantos pisos vacíos así que decidimos hacer algo para contribuir con la causa”, afirma. En la primera edición recolectaron más de 200 mantas, que ascendieron a 500 el año pasado. “Este año esperamos superar la cifra, es importante destacar que estas prendas se deterioran mucho al estar a la intemperie así que siempre hacen falta”, indica Sebastián.

“Muchos de nuestros usuarios tenían una vida normal hace 3 o 4 años y que por un problema laboral o familiar han acabado en la calle”

Sin embargo, no solo hacen falta mantas. “Cualquier ayuda es bienvenida, maletas, edredones, esterillas, sacos de dormir… todo lo que aísle del frío les ayuda”, asevera. La recogida se realiza tanto en su oficina, en Tenor Fleta 18, como en la propia sede de la fundación, y se prolongará hasta el próximo mes de febrero. Además, la inmobiliaria ha incluido una cláusula especial en los acuerdos de las compra-ventas de inmuebles con sus clientes, quienes se comprometen a donar una manta por cada transacción.

Con esta acción, la Fundación San Blas busca concienciar y visibilizar la situación de las casi 150 personas que duermen cada día en las calles zaragozanas según datos de la Coordinadora de Centros y Servicios para Personas Sin Hogar de Zaragoza. Una situación que se recrudece con la bajada de temperaturas y que se ceba con este colectivo vulnerable.

Para ello, la fundación cuenta con un equipo de medio centenar de voluntarios en la capital aragonesa. “Para ellos es uno de los momentos más duros del año y necesitan de nuestro apoyo porque no tienen nada, tan solo hay que ponerse en su lugar para tratar de entenderlo”, explica Antón Borraz, presidente de Fundación San Blas para personas sin techo en Aragón, que asegura que se trata de una realidad que le puede tocar a cualquiera. “Muchos de nuestros usuarios tenían una vida normal hace 3 o 4 años y que por un problema laboral o familiar han acabado en la calle”, asegura.

Un recurso humilde con corazón

A su vez, asegura que el objetivo de esta entidad no es la caridad, sino tratar de reinsertar a estas personas en el mundo laboral para que puedan volver a desenvolverse por sí mismos. “Nuestro trabajo se mueve en tres líneas, ofrecemos un servicio de consigna único en la ciudad, asistencia y la inserción a través de talleres impartidos por nuestros voluntarios", enumera. Además, al año reparten del orden de 700 desayunos y meriendas gracias a la donación de alimentos de empresas como El Rincón, Martin Martin, Tahona Goyesca, los Mallorquines o panadería Pasquier. “Seguramente somos el recurso más humilde de la ciudad, pero corazón no nos falta”, reivindica Borraz.

“Actualmente no contamos con ayudas suficientes para sacar adelante este trabajo, todavía no somos muy conocidos y eso dificulta mucho las cosas”, lamenta el presidente, que asegura que el mejor recurso de la fundación es el equipo de voluntarios. “Les damos de comer, les abrigamos, ofrecemos talleres… pero realmente tienen otras carencias a las que no llegamos, nuestros usuarios necesitan ser escuchados”, afirma.  

Etiquetas
Comentarios