Zaragoza

La Fiscalía pide 4 años de cárcel por cultivar marihuana con luz robada en una casa de Alagón

El acusado tenía ocho plantas grandes y 176 planteles, así como diversas cantidades de anfetamina y resina de cannabis.

Varias de las plantas que la Guardia Civil halló en casa del detenido en Alagón.
Varias de las plantas que la Guardia Civil halló en casa del detenido en Alagón.
Guardia Civil

Un vecino de Alagón se enfrenta a una condena de cuatro años de prisión por cultivar marihuana en la vivienda en la que residía. El acusado, Óscar Fernando B. G., de 46 años, también está acusado de un delito de defraudación del fluido eléctrico, puesto que el suministro de luz necesario para sacar adelante la plantación lo captaba desde el registro general. La Fiscalía pide por este fraude una pena de seis meses multa (1.440 euros) y que indemnice a Endesa con 21.473 euros.

La Guardia Civil detuvo a esta persona en julio de 2018 en el marco de la denominada Operación Ballenita. Los agentes, del puesto de Ejea de los Caballeros, se presentaron en su casa al tener indicios de que podía estar traficando con drogas. Uno de los más evidentes era el fuerte olor a marihuana que emanaba de su vivienda. Así, el 16 de julio decidieron hacer un registro y localizaron una habitación, cerrada con llave, totalmente acondicionada para el cultivo de marihuana. Entre otras cosas, encontraron varias lámparas halógenas, ventiladores, un sistema de extracción de aire, un climatizador y un cuadro eléctrico.

También se le ocuparon 8 plantas grandes de marihuana y 176 planteles, con un peso total de 510 gramos de hojas de cannabis. Dentro del congelador de un pequeño frigorífico, los guardias civiles localizaron una caja de caudales que contenía 38 gramos de anfetamina (‘speed’). Encima del electrodoméstico hallaron 42 gramos de resina de cannabis y varios cogollos de marihuana con un peso total de 131 gramos.

En un patio interior de la vivienda, el acusado tenía otras cuatro plantas de marihuana. El valor de la droga intervenida ascendía a 7.830 euros, según el fiscal.

Igualmente, el acusado guardaba en su casa 30 gramos de cafeína, un rollo de film trasparente, alambres para cerrar las dosis de droga, una bolsa con bridas de colores, 850 euros en billetes de 50 euros, una báscula de precisión, dos picadores de marihuana, un cuaderno con anotaciones sobre las transacciones de la droga y donde anotaba métodos de cultivo y tres teléfonos móviles

Además de los agentes, técnicos de Endesa inspeccionaron el inmueble y observaron que el encausado, defendido por la abogada Carmen Sánchez, había hecho una doble derivación de suministro eléctrico desde la caja general de protección hasta el interior de la vivienda mediante una manguera conectada a un enchufe.

Etiquetas
Comentarios