Zaragoza

medio ambiente

Zaragoza mira a los grandes productores de bioresiduos para cumplir la normativa

Mercados, restaurantes, hospitales, colegios, hoteles o residencias generan el 30% de los residuos que se producen en la ciudad, según ha explicado el alcalde en su visita al Centro de Tratamiento de Residuos.

Centro de Tratamiento de Residuos Urbanos de Zaragoza, en Torrecilla de Valmadrid.
Centro de Tratamiento de Residuos Urbanos de Zaragoza, en Torrecilla de Valmadrid.
HA

El Ayuntamiento de Zaragoza va a centrar sus esfuerzos en la recogida selectiva de los bioresiduos procedentes de los grandes productores, como mercados, restaurantes, hospitales, colegios, hoteles o residencias, que generan el 30% de los que se producen en la ciudad, para cumplir los límites del 50% marcados por la Unión Europea de reciclaje total para 2020 y aún más, un 55%, para 2025.

Así lo ha explicado el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, tras la puesta en marcha de dos proyectos pilotos, en diferentes barrios de la ciudad que, según ha reconocido, no han funcionado porque "algo ha fallado: la concienciación, la información...", y que por ello quieren mejorar, aunque también ha apuntado que solo se está a unos dos puntos de alcanzar ese 50%.

Azcón, junto a la consejera de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, ha visitado este jueves el Centro de Tratamiento de Residuos de Zaragoza (Ctruz), planta en la que se trata la basura domiciliaria y los envases que generan a diario la ciudad de Zaragoza y más de 60 municipios de su entorno.

En este centro se realiza un intensivo triaje de los desechos, "rescatando" todo lo que pueda ser reutilizado, tanto plásticos como envases de todo tipo como latas o bricks. Además, con la basura orgánica se genera biogás que luego es transformado en energía eléctrica, así como compost, y también se investigan otras fórmulas para la recuperación y reutilización de materiales.

Además, se dispone de un Centro de Innovación Tecnológica donde se trabaja en la generación de combustible a partir del material plástico, por lo que el primer edil ha defendido la apuesta por la economía circular que debe conseguir que la ciudad se convierta en "un referente en política medioambiental".

También ha apuntado que para el concurso para la concesión del nuevo servicio de basuras, que finaliza en 2020, se diseñará un nuevo pliego de condiciones para esta recogida selectiva, aunque sin realizar nuevas pruebas piloto. 

Etiquetas
Comentarios