Despliega el menú
Zaragoza

Las diferencias entre PP-Cs y Vox marcan las primeras comisiones en Zaragoza

Desde ZeC, Alberto Cubero ha considerado que el nuevo equipo de gobierno no ha traído nada a esta Comisión porque no cuentan con los votos de Vox y ha preguntado hasta cuándo va a estar la ciudad paralizada por "los líos de la derecha".

Comisión de Urbanismo que celebró el Ayuntamiento de Zaragoza el pasado lunes.
Comisión de Urbanismo que celebró el Ayuntamiento de Zaragoza el pasado lunes.
Guillermo Mestre

Después de la Comisión de Urbanismo que celebró el Ayuntamiento de Zaragoza el pasado lunes, este martes ha sido la Comisión de Presidencia, Hacienda, Interior, Economía, Innovación y Empleo la que ha evidenciado las diferencias entre el Gobierno PP-Cs y Vox, que han sido remarcadas por la oposición.

En las dos primeras comisiones de la Corporación, la concejala de Vox Carmen Rouco ha aprovechado para recordar a los miembros del Gobierno que si están en sus puestos es gracias a su votos y, si en Urbanismo rechazaron que el Consistorio mantuviera competencias en materia de vivienda, en esta segunda jornada le ha tocado el turno a las políticas activas de empleo.

"No podemos estar replicando las mismas competencias que el Gobierno de Aragón", ha recalcado Rouco, quien ha tildado de "insostenible" la estructura municipal actual.

En este sentido, ha resaltado las discrepancias en la conformación de un equipo de gobierno "excesivo" y "muy caro", así como algunos nombramientos de personal de confianza como los de Pedro Navarro como coordinador de Alcaldía y de Javier Puy como coordinador de Economía, Innovación y Empleo, miembros de PP y Cs, respectivamente.

La intervención de Vox no ha pasado inadvertida para el resto de concejales de la oposición, como el socialista Horacio Royo, quien ha destacado la incompatibilidad de estas propuestas con el programa del Gobierno PP-Cs.

El problema, según Royo, es que el Gobierno de la ciudad "cabalga sobre un tigre", en referencia a la formación de extrema derecha y que aunque su líder municipal, Julio Calvo, recuerda más a un "tierno minino", cuando lleguen cuestiones importantes que aprobar aparecerán dirigentes nacionales como Ortega Smith o Espinosa de los Monteros y le dirán "que espabile, que deje de ronronear".

Desde ZeC, Alberto Cubero ha considerado que el nuevo equipo de gobierno no ha traído nada a esta Comisión porque no cuentan con los votos de Vox y ha preguntado hasta cuándo va a estar la ciudad paralizada por "los líos de la derecha".

Incluso ha ido más allá al asegurar que "florecerán los almendros y no tendrán presupuesto", porque el PP "va a sentar a Vox en una mesa y Cs va a salir corriendo por la puerta".

En respuesta a Rouco, la consejera municipal de Hacienda, María Navarro, que se ha dirigido a la edil como "la señora de Vox", ha subrayado que es consciente de que los dos votos de esta formación fueron imprescindibles para hacer alcalde al popular Jorge Azcón.

Por su parte, la responsable de Economía, Innovación y Empleo, Carmen Herrarte, ha respondido que el Ayuntamiento no se va a desentender de la tarea de mejorar la empleabilidad en la medida de sus posibilidades.

Por lo demás, las dos consejeras han resumido las que van a ser las principales líneas de gestión de sus respectivas áreas y los representantes de la oposición han lamentado la falta de concreción y de "ilusión" en las propuestas.

Así, Navarro ha destacado el "problemón" que tiene el Consistorio con las competencias impropias y ha apostado por hacer políticas de ingresos para cobrar todas las deudas pendientes, principalmente de la DGA.

A ello ha sumado la creación de una nueva oficina de presupuestación y contratación, materia para la que quiere apoyarse en la Universidad de Zaragoza, "los que más saben".

Además, ha expresado que cómo va a tener ilusión con unas cuentas "hipotecadas" tras 16 años de la izquierda en el poder.

Herrarte, por su parte, ha apostado por impulsar la transformación digital, en un estado de "cuasi paralización" por la "desidia política" del anterior Gobierno, y por solucionar el "desencanto generalizado" en torno al mercado ambulante y el rastro, convertido en una ciudad "sin ley".

Trabajar por un plan local de comercio que sustituya al anterior plan de apoyo al comercio de proximidad, que ha tachado de "ideológico", y por detectar las necesidades de las empresas a la hora de la formación para el empleo son otras de sus prioridades.

Carmen Herrarte ha recibido buena parte de las críticas provenientes de la bancada de ZeC y Podemos-Equo por su empleo anterior en la empresa promotora del polémico Torrevillage.

Así, Cubero la ha llamado "comisaria política" y la ha acusado de representar la destrucción del pequeño comercio en los barrios y la precarización del empleo.

Mientras tanto, el portavoz municipal de Podemos-Equo, Fernando Rivarés, ha asegurado que Herrarte ha venido al Ayuntamiento a sacar adelante Torrevillage.

Etiquetas
Comentarios