Despliega el menú
Zaragoza

Cuatro detenidos por explotación infantil en una operación policial en Zaragoza

Los detenidos utilizaban la modalidad delictiva denominada "child grooming" con el propósito de abusar sexualmente de sus víctimas.

Imagen de archivo de un coche patrulla de la Policía Nacional.
El Grupo I de Delitos Tecnológicos de la Policía Nacional de Zaragoza se ha encargado de las investigaciones.
R. G.

La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas en distintas operaciones dentro de las investigaciones de la lucha contra la explotación sexual infantil y otros delitos contra las personas.

Se inició una investigación a raíz de una denuncia que daba cuenta de que una niña de 13 años mantenía conversaciones de índole sexual con un individuo mayor de edad a través de Instagram. Los investigadores comprobaron que la menor estaba siendo víctima de la modalidad delictiva conocida como "child grooming", en la que un adulto utiliza técnicas de ingeniería social para conseguir el acceso físico a su víctima para abusar sexualmente de ella. Con los datos obtenidos se identificó al presunto autor de los hechos, un hombre de 26 años de edad que fue detenido y puesto a disposición judicial.

En el rastreo de actividades ilícitas relacionadas con la pornografía infantil, se localizó a dos usuarios de otra red social, uno de ellos con residencia en Zaragoza, a través de la cual habían compartido diversos archivos de tal carácter. Tras dar con él y localizar su domicilio, se procedió a su detención.

Una denuncia presentada por la madre de una menor de edad a la que le fueron remitidas varias fotografías de carácter sexual explícito permitió a los investigadores determinar la identidad de la persona que remitió las mismas, resultando ser una mujer de 38 años de edad, que fue detenida como presunta autora de un delito de provocación sexual.

Por último, se procedió a la detención de un individuo de 43 años de edad por un presunto delito contra la integridad moral, tras hacerse pasar en varios chats de internet por una antigua amiga aportando datos de identidad y número de teléfono ofreciendo contactos sexuales, al parecer como venganza por rencillas personales. La víctima denunció los hechos desconociendo quién podía ser el autor de los mismos.

Etiquetas
Comentarios