Despliega el menú
Zaragoza

aragón, pueblo a pueblo

Orera, entre la arcilla absorbente y un pabellón listo para su estreno oficial

La cantera y planta de Myta es un referente laboral para toda la zona, desde Miedes a Calatayud; en esta localidad, las grandes obras de los últimos años han sido un pabellón nuevo y la restauración de la iglesia.

La humanidad de Juan Luis Gómez es tan grande como su propia complexión física: una de esas personas francas y directas, que habla con claridad y mantiene intactas las ganas de trabajar por su pueblo. Es la motivación confesa que le llevó a presentarse a la alcaldía hace 12 años "porque no discutía con nadie y no era cuestión de dejar a los más mayores en esto. Ahora tengo 50 y sigo con ganas".

Juan Luis es de la zona, con hondas raíces en la sierra de Vicor y sus inmediaciones. De hecho, los primeros tres años de su vida transcurrieron en Viver de Vicor, pequeño barrio de Belmonte de Gracián y pueblo de su padre; la madre del alcalde nació en Orera y aquí se vino la familia cuando Juan Luis tenía 3 años. "He trabajado siempre en agricultura y ganadería, y ahora combino la agricultura con la construcción, donde trabajo por cuenta ajena. Lo de la alcaldía fue porque hacía falta, estaban las cosas muy paradas. De todos los años que llevo estoy orgulloso de dos cosas: el pabellón deportivo que tenemos, que ya está listo, y el puente del camino de Viver, que hizo principalmente Diputación. Al pabellón le faltan apenas dos detalles en baños y vestuarios, que acabaremos ahora. Tenemos bar, que abre todos os días de 13.00 a 16.00 y de 20.00 a 23.00 más o menos, y algunas horas más el fin de semana". Lo lleva Jesús Gómez Pablo, que es del pueblo. Allí se charla y se juega alguna partida de cartas. Aquí hubo mucha afición a las liadas, una especie de ‘black jack’ local en el que había que también había que afinar la selección de las cartas para no pasarse del tope; ahora está en desuso.

La tienda del pueblo estaba situada en las antiguas escuelas y duró cuatro años abierta: está cerrada desde hace no mucho. "Buscamos –aclara Juan Luis– a quien pueda abrirla de nuevo; pagamos la luz y está equipada por el ayuntamiento, pero aun así entiendo que no es fácil que salgan las cuentas: en invierno no hay más de 70 personas en el pueblo, muchos van y vienen a Calatayud, incluyendo los que trabajan en Myta. Hay cuatro o cinco que viven del campo y la granja, otros tantos en la construcción, otro pequeño grupo en Myta y los demás son jubilados".

Juan Luis quiere destacar dos actividades previstas para este año. La primera es una corta selectiva de pinos, que se hará cada dos años, y la segunda tiene carácter solidario. "Ahora hay un chaval que tiene raíces en el pueblo del lado materno, Dani ‘Chiquita’ le llamamos por el apodo de su madre; organiza un certamen de jota el próximo 11 de noviembre con la asociación Somos Pera, que agrupa a 90.000 personas con enfermedades raras en Aragón. Es una actividad que hay que aplaudir".

La relevancia de Myta

Orera tiene un gigante industrial en su término. Se trata de Myta, perteneciente al grupo Samca. El director de la planta en Orera, Luis Dieste, detalla las actividades locales de esta firma. "La empresa es de capital aragonés al 100 por 100, y está asentada en el municipio desde 1986; también tiene otro centro de producción en Maderuelo (Segovia). Se descubrió aquí un yacimiento de sepiolita, una arcilla especial; también se trabaja con atapulgita y bentonita, de características similares en cuanto a absorción".

Myta trabaja el segmento de las arcillas absorbentes. "Nos movemos en dos líneas de producto: una va dirigida a la mascotas, con la que fabricamos la llamada ‘cama de gatos’ y tenemos clientes en 10 países europeos, y la otra aborda los absorbentes industriales, con hincapié en la función absorbente de residuos peligrosos para empresas que se dedican a gestionarlos. En la planta de Orera trabajan fijos entre plantilla y contratas permanentes 79 personas. En el periodo de explotación de la mina, que empieza ahora y dura unos cinco meses cada año, se incorporan paulatinamente hasta 25 personas más en el movimiento de tierras".

Luis aclara que el proceso es el mismo para ambas líneas de producto. "Tras la extracción de bloques de arcilla de las dos cortas en las que trabajamos, que se hace en los meses de clima más cálido, se pasa el material por molinos para rebajar su tamaño a 150 o 200 milímetros. Luego se extiende en las parvas alrededor de la planta para que parte de la humedad del material en el yacimiento se pierda de forma natural; se acopia el material en grandes montones y se consume durante el año. Al trabajarlo se volverá a moler hasta reducir a 5 milímetros como máximo. El material se seca luego con aire caliente y se separan las granulometrías con una criba. La última fase es el acondicionado del material en los formatos que piden los clientes".

Luis apunta que su fuerza laboral mayoritaria es de la zona. "Hay gente de toda la ribera, desde Miedes a Calatayud, y naturalmente de Orera, aunque muchos residan en Calatayud por razones personales. Con Orera nos hemos involucrado en temas sociales siempre que se nos ha requerido, como el equipamiento del consultorio médico local en su día".

En datos

Comarca: Comunidad de Calatayud.

Población: 118.

Distancia a Zaragoza: 95 km.

Los Imprescindibles

La iglesia en restauración

La parroquia de Santiago el Mayor se erigió en el siglo XVI, y de su fábrica original conserva la torre y el ábside de la cabecera. Se han restaurado los cuerpos altos de la torre: falta el inferior, el ábside y el acceso desde la calle.

El libro de los Navarro

Carlos y Eladio Navarro, hijos del pueblo, han editado el volumen ‘Orera, el castillo perdido’ con la Institución Fernando el Católico. Es un conjunto de reflexiones salpicadas con descripciones de hechos, lugares y circunstancias.

La velocidad que no llega

Se están a la espera de que actualice la velocidad de internet. El alcalde explica que ahora tienen “ADSL a pedales”, un mega que no permite trabajar bien al ayuntamiento y el consultorio. La fibra, prometida para 2017, no ha llegado.

Etiquetas
Comentarios