Zaragoza

aragón, pueblo a pueblo

Trasobares presume de su legado natural y busca nuevos retos

La localidad de la comarca del Aranda es un bello entramado de calles y pendientes bañado en la falda por el río Isuela; tienda, dos bares, lugar de acampada y un entorno para disfrutar.

Trasobares respira aventura en la misma proporción en que exuda quietud. La subida del turismo de escalada contrasta con la paz de un pueblo de acceso revirado desde la carretera y entorno natural privilegiado, con monte, río y numerosos senderos para disfrutar, desde el sencillo al más escarpado. El piojo repintado en la Fuente de la Piojosa es un símbolo; había desaparecido de la vista de los visitantes con la restauración de la fuente y la adecuación del merendero, pero se volvió a pintar. Viñalajuén, Peñas Tajadas... las referencias se agolpan ante los ojos de los que aman este tipo de alicientes para el turismo.

A la fuente se acerca paseando José Mari Chueca, agricultor, cuatro años en la alcaldía. Nacido y criado en Trasobares, donde sus raíces ahondan varias generaciones, está muy complacido con la tarea que le encomendaron sus vecinos. “Poder trabajar por tu pueblo, con un buen equipo, es un gusto. Nos fuimos marcando retos, de mayor o menor dificultad, y el primer fue abrir el camping; costó bastante esfuerzo y dinero, pero es la manera de que este pueblo pueda tener más movimiento. Ahora tenemos planteado hace pista de pádel al lado y acondicionar el entorno, y no pararemos ahí, aunque las cosas se irán haciendo poco a poco, de acuerdo a nuestras posibilidades”.

Además del campin, que lleva una pareja joven, el pueblo cuenta con dos bares: La Ponderosa, privado, popularmente llamado ‘donde Eloy y Conchi’, y el Bar La Plaza, que es además centro de la tercera edad: ambos espaciosos y con personalidad. Los vecinos se alternan entre ambos espacios, ante la serena mirada del arco de la plaza, un hermoso punto de referencia que tiene además un reloj de sol en su parte trasera.

La apertura del camping y el auge del turismo de escalada están marcando el presente de Trasobares.

La tienda La Chus

Luego está María Jesús Gracia, La Chus según el letrero que corona su tienda. Viene de Zaragoza, y lleva cinco años en Trasobares. “Venía en fiestas porque tengo amigos de antes por aquí; estaba en el paro en Zaragoza y aparte de algún extra en el Gran Hotel no encontraba nada fijo. Dada la situación que tenía, me dediqué a hacer cursos y reciclarme un poco: por ejemplo, me saqué el carné de autobús, hice cursos de camarera… se trataba de abrir posibilidades. Un amigo, concejal del pueblo, me avisó de que salía a concesión la tienda; opté y me la dieron. ¿Que por qué se llama La Tienda La Chus, así sin preposición? Porque me pareció un nombre práctico, entendí que la iban a llamar así y me adelanté –sonríe– así que todos contentos”.

Su tienda va más allá del típico abasto o comercio del ‘descuido’; tiene pan, pollo congelado, verduras y productos muy diversos. “Hay cinco o seis vecinas fijas que sí me compran habitualmente, otros solo el pan y alguna hasta le dice a su nieta que no entre aquí –ríe– pero yo me lo tomo con calma, aunque algunos meses las cuentas no salen por ningún lado, negocio durante el año no es. Con el campin en los meses de más afluencia llegan algunos más por aquí, y en el verano hay gente, pero el invierno es duro. Tampoco hay muchas ayudas de las instituciones al emprendedor, pero yo trato de dar el mejor servicio posible, hasta le acerco las cosas a casa a la gente que tiene más problema para moverse”.

María Jesús abre de lunes a sábado, cuatro horas por la mañana; los martes y sábados hace reparto de pan en Calcena y cierra un ratico en ese horario. Vive alquilada en la que llamaban La Casa del Cura, y redondea sus ingresos con un pequeño aporte municipal por limpiar la consulta del médico. También lleva taxi desde Trasobares; empezó en 2017. “Lo pensé para llevar a los mayores al médico y a los críos en las fiestas los meses de verano; también echo una mano en el Convento de Gotor ayudando a Ana en su restaurante. ¿Lo mejor del pueblo? El paisaje, la calma y la gente maja, que la hay y mucha; cuando bajo a comprar a Zaragoza me estreso”, ríe.

En Trasobares hay más gente con ganas de hacer cosas, empezando por la Asociación de Mujeres, activa todo el año con excursiones, iniciativas culinarios, manualidades, visitas culturales y actividades infantiles en verano. Luis Ortún, cámara en mano y edición digital el ristre, hace La Tele Oculta del Moncayo. El sector primario se basa fundamentalmente en almendros y olivos, como ocurre en buena parte de la comarca, amén de viñas; quedaba un pastor de ovejas hasta el año pasado que lo ha dejado por enfermedad. En cuanto a las abejas, se cuenta (por vía consorte; su esposa es de Trasobares) con la máxima autoridad nacional: Miguel Ángel Casado, de Hombrados (Guadalajara), que mueve sus abejas entre la localidad alcarreña y el pueblo de su esposa. Presidió en 2014 y 2015 la Asociación Española de Apicultores. Un apunte dulce para matizar la actualidad de este municipio que ha encontrado en las paredes un reto ilusionante y ha convertido en deporte la metáfora: superar el desnivel para llegar a la cima.

El auge de la escalada deportiva y en bloque es una línea de progreso para el pueblo

La escalada deportiva y escalada en bloque están dinamizando el turismo en Trasobares, sobre todo en los dos últimos años. Hay dos especialistas que se han dedicado a abrir vías por aquí, Pablo Rico y Juan Carlos ‘Juanqui’ Castaño; se han identificado 20 sectores, 7 en la zona de Viñalajuén y 13 en el río, para un total de 225 vías. Pablo y Juanqui han compilado sus hallazgos en un completo volumen, ‘Escalada en Trasobares’, que incluye fotos y descripciones completísimas de cada zona, con sus niveles de dificultad; incluyen apuntes turísticos de la comarca... y siguen abriendo vías. Por otro lado, Ulises Ceballos y Alexandra Dorina lleva el Campin de Trasobares desde el pasado otoño. Ulises ya llevaba unos años escalando por la zona y Alexandra se ha enamorado del pueblo en este medio año que lleva en él. Quieren orientar el campin a la escalada, desde concentraciones a competiciones, y buscar –ya llegan alemanes, holandeses y franceses– más clientela extranjera.

En datos

Comarca: Aranda

Población: 120

Distancia a Zaragoza, su capital de provincia: 91 km

Los imprescindibles

Órgano de la Asunción

Data del siglo XVIII, y es uno de los más destacados de la provincia. Hay un organista local, Jesús Pérez Aznárez ‘El Molinero’, que es profesor en Caspe. Cada año hace un concierto y saca en órgano canciones famosas del momento.

La Ponderosa, con el fútbol

El bar de toda la vida de Trasobares patrocina un equipo de la tercera división de fútbol sala en la liga Delicias. En el centro de la camiseta pone ‘ricos míos’, frase típica de Conchi Ferrando, la dueña del bar (foto).

Las fiestas

El 12 de mayo hay romería a la ermita de San Cristóbal. También se celebran las fiestas de la Virgen el 15 de agosto; el 21 de septiembre es el de la Virgen del Capítulo, por la talla la robó Erik el Belga y que se encontró en esa fecha.

Consulta más reportajes de 'Aragón, pueblo a pueblo'.

Etiquetas
Comentarios