Despliega el menú
Zaragoza

David Garcés Lasheras: "Todo en la vida es química, empezando por el fuego"

Garcés (Caspe, 1964) lleva 27 años en el Servicio Provincial de Extinción de Incendios de la DPZ. Acaba de publicar ‘Dinámica química para bomberos’.

David Garcés, con su libro, en la Diputación de Zaragoza.
David Garcés, con su libro, en la Diputación de Zaragoza.
Aránzazu Navarro

¿De pequeño le gustaba jugar al Quimicefa?

No, pero siempre me ha llamado la atención lo que sorprende y te hace reflexionar. Como la magia.

¿Era más de ciencias o de letras?

De ciencias, siempre. Estudié Empresariales, especialidad Contabilidad.

Y lleva media vida de bombero.

Así es. En 2004 empecé con el tema de formación y creo que la información llega mejor si se transmite de forma amena. La idea no es explicar química, sino aportar ideas para saber aplicarla. Hay que conseguir que la gente se sienta involucrada.

¿Estamos rodeados de química?

Por supuesto. Todo es química, empezando por el fuego. Y los bomberos tenemos que trabajar con ella a todas horas.

¿Y conviven con el riesgo?

Sí, por ejemplo, el de la gasolina. Un derrame de este líquido sabemos que es peligroso, pero no nos hacemos una idea de hasta qué punto. A veces solo hace falta una chispita para que explote.

¿El saber es poder?

El bombero ha nacido para apagar incendios de todo tipo, pero normalmente se mueve entre cantidades ingentes de materiales químicos. No digo que sean malos, pero acudimos a industrias que utilizan productos químicos. Y tenemos que saber qué propiedades físicoquímicas tienen.

¿Ayuda a actuar de una forma determinada?

Tenemos que conocer qué características tienen esos productos: gasolina, corrosivos, inflamables, gases... para después aplicar unas técnicas. No es lo mismo una fuga de gas incendiada que no incendiada.

¿Recuerda alguna situación especialmente peligrosa?

Este verano tuvimos un incidente con un camión cargado de agua oxigenada. Hacía mucho calor, empezó a hacer una reacción exotérmica y salía por la válvula de seguridad. No era peligroso, pero sí corrosivo. Sabemos que hay que aplicar agua y diluir.

Ahora ha trasladado su experiencia a un libro.

‘Dinámica química para bomberos’ nace de muchos años de trabajo, pero también de lo que he ido estudiando. Muchos compañeros me han ayudado, con la grabación de los experimentos o realizando los códigos QR. He contado con el asesoramiento de Cristina Nerín, catedrática de Química Analítica, y de su equipo.

Habla de fuegos artificiales, airbag, bombonas de butano...

Utilizamos muchas reacciones químicas y no somos conscientes de que están ahí. Son curiosidades e ideas que en un momento dado te pueden servir.

Solemos ver los extintores y no pensamos en cómo funcionan.

Los tenemos pero no nos paramos a pensar en ellos. Nos falta conciencia preventiva en general. La DPZ hace campañas para colocar detectores de humo en las viviendas. Es un vigilante que tenemos los 365 días del año las 24 horas, ya que se dan muchos casos de incendios por la noche.

¿La mejor prevención de un incendio es el conocimiento?

Sí, y un poquito de destreza también. Hay que saber cómo actuar desde el primer segundo. Todo el mundo piensa en llamar a los bomberos, pero a lo mejor lo que habría que hacer es aplicar una medida muy sencilla, como es cerrar la puerta. Así evitas que el fuego se propague y estaremos dándonos tiempo para evacuar a nuestra familia y dar el aviso.

Etiquetas
Comentarios