Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Condenado un ladrón de bancos por el ADN que dejó en una peluca de mujer

El atracador, con múltiples antecedentes penales, acepta una pena de 4 años de prisión por el robo.

El atracador entró al banco disfrazado con una peluca de mujer, unas gafas de sol y un abrigo de leopardo.
El atracador entró al banco disfrazado con una peluca de mujer, unas gafas de sol y un abrigo de leopardo.
Heraldo.es

Fernando López Domínguez no ha tenido más remedio este miércoles que reconocer que el atraco perpetrado en marzo de 2013 en un banco de Villanueva de Gállego por un hombre disfrazado de mujer había sido obra suya. Las pruebas contra él eran contundentes, sobre todo las que dejó en la peluca que utilizó para disimular y ocultar su identidad, junto a un vistoso abrigo de leopardo y unas grandes gafas de sol.

Así fue como entró vestido en la sucursal bancaria de Caja Tres del municipio zaragozano. Hasta allí había llegado en un turismo robado el día de antes en Zaragoza. Acompañado por un compinche, ambos esperaron a que los vigilantes de un furgón de Prosegur descargaran una saca de dinero y la dejaran en el banco. Cuando se marcharon, el cómplice se quedó esperando al volante del coche y Fernando López accedió a la oficina, sacó una pistola, encañonó a uno de los empleados y obligó a un cliente a tirarse al suelo.

Acto seguido, conminó al bancario a que le diera todo el dinero del dispensador y la saca depositada por Prosegur. El empleado le entregó 820 euros pero no así la saca, ya que había sido depositada en la caja fuerte y para abrirla había un retardo de 10 minutos. El atracador, resignado, se marchó y se deshizo por el camino de la peluca y el abrigo, que la Guardia Civil encontró después en las inmediaciones del lugar.

También recuperaron el turismo abandonado en un camino próximo al barrio de Santa Isabel y que fue entregado a su propietario, el cual lo tuvo que llevar al desguace por el estado en que lo dejaron los asaltantes.

Los agentes enviaron las prendas para ser analizadas en el laboratorio de Criminalística y obtuvieron un ADN. Tiempo después, al ser arrestado por otros delitos y meter su huella genética en el banco de datos de perfiles obtenidos en delitos, saltó la coincidencia y fue detenido.

El representante del Ministerio Público pedía una condena de 7 años de cárcel para él: cinco por un robo con violencia con las agravantes de reincidencia y uso de disfraz y dos por el hurto del coche. Sin embargo, tras llegar a un acuerdo con su abogado defensor Javier Lorente, accedió a rebajarla a cuatro años.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión