Zaragoza

Illueca reclama a la DGA el cráneo del Papa Luna para una exposición en el castillo

Alega que Benedicto XIII quiso descansar donde nació y que en 2019 va a celebrar los 625 años de su proclamación.

El cráneo del Papa Luna y la urna, en el Museo de Zaragoza.
J. M. Marco

El Ayuntamiento de Illueca quiere celebrar el año que viene el 625 aniversario de la proclamación de Pedro Martínez de Luna (Illueca, 1328-Peñíscola, 1423) como el papa Benedicto XIII y quieren preparar una exposición permanente en el castillo, para la que ya ha reclamado al Gobierno de Aragón el cráneo del Papa Luna. Pero no como un préstamo sino "para cumplir las últimas voluntades" del ilustre illuecano de que sus restos descansaran en su pueblo, defiende el alcalde Ignacio Herrero.

La reliquia de este Bien de Interés Cultural está depositada en el Museo Provincial de Zaragoza desde 2006 cuando lo trasladaron los forenses del Instituto de Medicina Legal de Aragón, una vez que concluyó el proceso judicial que se abrió con el robo del cráneo y una urna en el año 2000 por lo que fueron juzgados dos jóvenes de Sabiñán.

El alcalde de Illueca ha remitido una carta al director general de Cultura, Ignacio Escuín, para explicarle que están preparando una exposición permanente en torno al ilustre personaje para el 29 de septiembre de 2019, fecha de conmemoración el 625 aniversario de su coronación papal. Hay un proyecto que va a encargarse a una empresa y que está en fase de aprobación, con un presupuesto de 100.000 euros.

"La tercera parte de la exposición que hemos planeado gira en torno a la muerte y legado de Benedicto XIII. En ella se pretende abordar asimismo el concepto de embalsamamiento de los papas, práctica común desde la Edad Media. Consideramos que el cráneo es una pieza clave dentro del contenido de la exposición", señala la carta del edil al responsable de Cultura.

Illueca quiere abordar la vida de Benedicto XIII y su vínculo con el municipio donde nació. Aunque el Papa quiso que lo inhumaran en dicha localidad, el alcalde precisa que los terribles sucesos de la Guerra de Independencia y, sobre todo, tras el desagradable suceso del robo de su cráneo, han conducido a que esté custodiado en los fondos del Museo Provincial de Zaragoza.

Esta reclamación al Gobierno de Aragón se suma a la que ya hizo el año pasado el alcalde de Sabiñán, Ignacio Marcuello, para que el cráneo regrese a la casa palacio de los Condes de Argillo donde fue robado en el año 2000 y donde llevaba descansando casi 300 años. Sabiñán quiere acondicionar el edificio para ello.

Etiquetas
Comentarios