Zaragoza

El encargado de un súper exagera el salmón que le han robado y le puede costar la cárcel

El responsable de una tienda de La Almozara acusó a una pareja de intentar sustraer 106 paquetes, pero la jueza ha llegado a la conclusión de que es "imposible" que en la bolsa les cupiera tal cantidad.

El encargado denunció el robo de 106 paquetes de salmón, cuando la jueza cree que no pudieron ser más de 30.
HA

El intento de robo de varios paquetes de salmón salvaje de un supermercado del barrio zaragozano de La Almozara le va a costar sendas multas de 174 euros a una pareja de ladrones reincidentes. Sin embargo, paradójicamente, a quién realmente podría costarle cara esta tentativa de hurto es al responsable del establecimiento. ¿Por qué? Porque la jueza encargada de sentenciar a los delincuentes ha comprobado que este no dijo toda la verdad durante el juicio. De hecho, ha decidido investigarle por un delito de falso testimonio que podría acarrearle incluso una pena de prisión.

Los hechos se produjeron sobre las 11.15 del pasado 12 de mayo. Marian V. I. y Nicoleta Ch. habían entrado juntos a la tienda pero, tras cargar una bolsa de rafia con el salmón salvaje congelado y otros comestibles (lechuga, fresas, vino, chocolate...), el primero se marchó corriendo con la compra sin pasar por caja. Le salió al paso el vigilante de seguridad, que con ayuda de otra persona logró interceptarlo y recuperar el producto (que no se estropeó, ya que fue devuelto enseguida a las cámaras sin que se rompiera la cadena de frío).

Y es en este momento cuando interviene el responsable del supermercado, ya que se llevó la bolsa sustraída para hacer un recuento del producto. A la hora de informar a la Policía, este dijo que la pareja se había llevado 106 paquetes de salmón, que a 5,59 euros la unidad arrojaba un total de casi 600 euros. Pero la jueza entiende que es físicamente "imposible" que en la bolsa que utilizaron los ladrones cupiera tanto pescado (más el vino y resto de comestibles). Es más, cree que el empleado triplicó la cantidad sustraída con el único fin de "perjudicar a los acusados"

A través de su sentencia, la magistrada recuerda que la bolsa en la que se llevaron los paquetes de salmón tenía unas dimensiones de 40x40x20, por lo que tan solo cabrían unos 30. Y esta fue precisamente la cantidad de envases que la pareja -a la que representa el letrado Juan José Serra Peñafiel- reconoció haber intentado robar. Lo que tiene bastante sentido, porque al no superar el límite de los 400 euros solo podrían ser penados por un delito leve de hurto, que es por el que finalmente han sido condenados.

Pero la jueza no solo se ha basado en las dimensiones de la bolsa para llegar a la conclusión de que el encargado del súper exageró el robo. En su sentencia, recuerda que se visionaron las grabaciones de las cámaras de seguridad del propio establecimiento y en ellas se aprecia con "bastante claridad" como los encausados van seis veces a la cámara de congelados y que en cada viaje solo portan dos paquetes cada uno. "No se ve ni deformación de la bolsa ni que sobresalga la mercancía", apunta.

Etiquetas
Comentarios