Despliega el menú
Zaragoza

Un callejero con brecha de género

El Ayuntamiento presenta el libro 'La Zaragoza de las mujeres', en el que se comprueba que de las 1.463 calles que tienen nombre de persona apenas 229 están dedicadas a mujeres.

Las autoras del libro, junto a la concejal Arantza Gracia, esta mañana en el Ayuntamiento.
Las autoras del libro, junto a la concejal Arantza Gracia, esta mañana en el Ayuntamiento.
Heraldo

"Es un libro de homenaje pero también de reivindicación contra el olvido de muchas mujeres brillantes". Así define Concha Gaudó, una de las 'alma mater' de 'La Zaragoza de las mujeres', la publicación que ha presentado este martes el Ayuntamiento. Se trata de un ambicioso estudio, de más de 200 páginas, en el que se recoge, además de un riguroso callejero, una investigación que da a conocer las biografías de las mujeres que dan nombre a las calles de la ciudad.

Este trabajo muestra que en los últimos años se ha incrementado en un 35% el número de calles con nombre de mujer, pasando de 170 a 229. No obstante, en el callejero zaragozano, como en el de todas las ciudades, sigue existiendo una notable brecha de género: de las 3.230 calles registradas oficialmente, 1.463 llevan nombre de personas concretas y, de estas, 1.234 tienen nombre de varón (84%) y 229 de mujer (16%), de las cuales 41 son santas. Del resto de los topónimos (1.667) solo 142 están en femenino (oficios, monasterios, advocaciones de la Virgen...).

'La Zaragoza de las mujeres', editado por el Servicio de Igualdad del Ayuntamiento de Zaragoza, es en realidad la segunda edición de un libro publicado en 2010, que ahora se actualiza tras los cambios derivados de la ley de memoria histórica. Sus autoras son Carmen Romeo, Gloria Álvarez, Cristina Baselga, Concha Gaudó e Inocencia Torres, todas profesoras de educación secundaria, y también ha prestado su minucioso trabajo la diseñadora Aurora Verón.

La concejal de Educación e Inclusión, Arantza Gracia, ha explicado que la iniciativa se enmarca en una de las peticiones recogidas en el II Plan de Igualdad y también se concibe como "recurso pedagógico, pues también educa y hace aporte al imaginario colectivo que los espacios públicos tengan nombre de mujer". El libro incluye los nombres de algunas mujeres que en otro tiempo tuvieron calle y que hoy han desaparecido y se completa también con un repaso, barrio por barrio, y con biografías y apéndices.

Cuenta Gaudó que sigue existiendo un debe en lo que a mujeres científicas se refiere y que la primera referencia de calle consagrada a mujer es de la Edad Media, en el barrio de San Pablo, donde había una vía llamada de Teresa Gil. También relatan las investigadoras que, en ocasiones, es complejo discernir si J. se refiere a Juan o Juana, José o Josefina, y ponen el acento en que sobre la historia de las mujeres "hay poco archivo y muchos datos ocultos".

El Servicio de Igualdad ha editado 500 ejemplares, que esta semana pueden adquirirse en la caseta municipal de la Feria del Libro. También se puede comprar 'online', mandando un correo a cultura-publicaciones@zaragoza.es. Además, está disponible en las bibliotecas públicas municipales, y para descarga gratuita en la web www.zaragoza.es.

Etiquetas
Comentarios