Zaragoza
Suscríbete por 1€

Miralbueno se exhibe y reivindica en la calle

El PIEE del barrio y la Casa de Juventud han organizado para este viernes 25 de mayo (16.30, plaza de la Rosa) la octava edición de ‘Miralbueno en la calle’.

Celebración de una de las ediciones anteriores de 'Miralbueno en la calle'
Miralbueno se exhibe y reivindica en la calle
CJ Miralbueno

Colectivos, asociaciones y vecinos de Miralbueno salen a la calle para “hacer barrio”. Por octavo año consecutivo, el PIEE Miralbueno y la Casa de Juventud, con el respaldo del Servicio de Juventud del Ayuntamiento de Zaragoza, han organizado para este viernes 25 la mayo la jornada ‘Miralbueno en la calle’, cargada de actividades lúdicas, talleres, solidaridad y reivindicaciones. Comenzará a las 16.30 y se desarrollará en la plaza de la Rosa.

Se trata de un día festivo muy apreciado por el vecindario, ya que el objetivo principal, tal y como explica Ángela Moreno, coordinadora del PIEE, “es demostrar el talento que hay en el barrio y enseñar todas las actividades que se llevan a cabo durante el año en nuestros centros. En definitiva, dar difusión y que vean la luz más allá de nuestras paredes”.  La jornada no es exclusiva del PIEE y de la Casa de Juventud; todas las asociaciones y colectivos del barrio están invitados. “Queremos contar con la presencia de todos los que hacen Miralbueno y que cada uno participe con lo que quiera, ya sea con actuaciones u organizando algún taller”, cuenta Moreno.

Los de maquillaje y globoflexia son clásicos que no faltarán este año y habrá otras propuestas de las que podrán disfrutar los asistentes de manera gratuita, como actividades de realidad virtual, aunque están dirigidas a mayores de 12 años. La coordinadora del PIEE indica que la jornada también va a tener un enfoque solidario, porque las asociaciones asistentes podrán habilitar un punto de manera voluntaria para recaudar dinero que irá destinado a un proyecto con el que está trabajando a lo largo de todo el año el Centro de Tiempo Libre Birabolas. “Colabora con Yamuna, unos niños de Madagascar, para que puedan ir al cole y tener una alimentación adecuada”, matiza Moreno.

Los organizadores habilitarán un escenario en la plaza de la Rosa y sobre él el baile tomará protagonismo. “De la Casa de Juventud y del PIEE actuarán casi todo grupos de baile, y la Asociación de Mujeres de Miralbueno, que también participa, lo hará con una clase de zumba”, señala Moreno. El Club de Gimnasia Rítmica Miralbueno realizará una exhibición y el cierre de la jornada correrá a cargo de la Asociación Musical Miralbueno con un pequeño concierto.

La Comisión de Fiestas del barrio “preparará la barra”, según avanza la coordinadora del PIEE, y las ampas de los colegios de la zona llevarán a grupos de niños para que muestren las actividades que han estado realizando en sus centros durante el curso escolar. La Asociación de Vecinos San Lamberto, por su parte, preparará “300 perritos calientes que venderemos a 1 euro”, dice su presidente, Ricardo Berenguer.

La jornada tomará un cariz reivindicativo con la presencia del colectivo vecinal, que aprovechará la reunión de las personas implicadas con el barrio para volver a sacar a la luz aquellos aspectos que “para nosotros son de vital importancia desde hace años, pero seguimos sin ser escuchados por parte de las autoridades”, lamenta Berenguer. Los vecinos demandarán la construcción de un nuevo pabellón que dé cobijo a 15.000 habitantes y esté adaptado a la normativa vigente, porque “el que tenemos ahora no sirve para nada, no está en condiciones para celebrar eventos y nos limita las actividades”.

Otra reivindicación es la mejora de las frecuencias de los autobuses urbanos de Zaragoza que llegan hasta el barrio, el 52 y el 53. “No es de recibo que tengamos que esperar 15 minutos todos los días”, subraya el presidente de la asociación.  El 53 parte actualmente de Miralbueno y finaliza la ruta en la plaza de Emperador Carlos V, “algo que nos lleva a morir al tranvía si queremos seguir desplazándonos”, alegan desde el colectivo vecinal. La única línea que les conecta con el centro es la 52, pero sus largos tiempos de espera han agotado la paciencia de los habitantes de la zona.

Berenguer recuerda que el barrio “es una de las zonas en crecimiento de Zaragoza”, por eso considera que “tendría que estar mejor atendido”. Como una posible solución para subsanar sus problemas con las conexiones, los vecinos llevan años solicitando que la línea 21, que a día de hoy finaliza su trayecto en el centro de salud Oliver, en la calle de San Alberto Magno, se prolongue hasta Miralbueno.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión