Despliega el menú
Zaragoza

"Vamos al colegio saltando cacas de perros"

El colegio Puerta Sancho y la asociación de padres y madres lanzan una campaña de sensibilización contra los excrementos caninos.

Carteles contra las cacas de perros que han hecho los niños del colegio Puerta Sancho.
Carteles contra las cacas de perros que han hecho los niños del colegio Puerta Sancho.
AMPA Colegio Puerta Sancho

Las puertas del colegio Puerta Sancho de Zaragoza han aparecido esta semana cubiertas de carteles coloridos para expresar el enfado de muchas familias: "Nos encantan las mascotas pero no sus cacas". Es parte de una campaña de sensibilización que han ideado conjuntamente el colegio y la asociación de padres y madres (AMPA).

"Vamos a llevar a los niños al colegio saltando cacas de perro. El camino está plagado de minas. No es un problema de falta de limpieza, sino de falta de educación", aseguran desde el AMPA. La semana pasada diseñaron los carteles, los alumnos de 2º y 3º de Infantil los pintaron en clase, y padres, madres y voluntarios los colgaron el sábado en la valla del centro. También han aprovechado para recordar en otro cartel que no se puede fumar en el entorno de los centros escolares.

El colegio Puerta Sancho, en el barrio de la Almozara, tiene tres accesos: la puerta principal en la calle Batalla de Almansa, la de Infantil en Batalla de Arapiles y la de Primaria en la avenida de Puerta Sancho. Los padres denuncian que las aceras de estas vías están llenas de excrementos de perros.

"Cuando preguntamos a los niños por los problemas del barrio la suciedad por las cacas de los perros es uno de los temas más comentados. No es un problema nuevo. Queremos contribuir con esta iniciativa a sensibilizar sobre el tema", apunta la directora, Sara Jiménez. Otros colegios de Zaragoza también han denunciado esta suciedad, como recientemente el Lucien Briet.

Zonas verdes para perros

Las ordenanzas municipales recogen la obligación de los dueños de recoger los excrementos de los perros y se establecen sanciones de 80 euros, pero en la práctica apenas se sancionan esos casos. La nueva ordenanza de Protección Animal contempla la creación de un código genético de todos los perros de la ciudad. Los dueños tendrán que registra el ADN de sus mascotas. En el futuro podría servir para analizar los excrementos caninos en las calles.

En los últimos años se han ampliado en Zaragoza los parques públicos y los horarios para la suelta de perros (de mayo a octubre, de 21.00 a 9.00) y también se han establecido zonas sin límite horario. Los dueños están obligados a recoger los excrementos en todos los casos. En la Almozara, los parques donde pueden ir sueltos los perros por las noche son los Jardines de Atenas (entre la avenida de La Almozara y la de Pablo Gargallo), los Jardines de Lisboa (entre Pablo Gargallo y la avenida de la Autonomía) y el Parque en la ribera del Ebro entre los puentes del Tercer Milenio y de la Almozara.

Etiquetas
Comentarios