Zaragoza

Un incendio en un piso okupa obliga a desalojar una finca en Gascón y Gotor

El edificio, en el que viven unos diez vecinos que no han podido volver a sus casas, presenta daños en la cubierta. Afortunadamente, nadie resultó herido.

El incendio se ha declarado en el último piso del número 3 de la calle de Gascón de Gotor.
El incendio se ha declarado en el último piso del número 3 de la calle de Gascón de Gotor.
Aránzazu Navarro

Las llamas que se declararon este miércoles en el último piso de un edificio de viviendas situado en el número 3 de la calle de Gascón de Gotor poco antes del mediodía obligaron a desalojar a más de una decena de vecinos de la finca, que tendrán que pasar la noche fuera de sus casas porque el incendio ha dañado la cubierta del edificio.

La llamada de emergencia se registró en la central de bomberos hacia las 11.45 de este miércoles. La rápida intervención estos efectivos y de la Policía Local de Zaragoza en el lugar de los hechos evitaron que se produjeran daños personales: la decena de vecinos que estaban en el edificio en el momento de los hechos fueron desalojado.

En el bloque de viviendas, que es propiedad de una entidad bancaria según precisó una de las vecinas, conviven personas de avanzada edad (alguna de ellas con movilidad reducida) con varios jóvenes ‘okupas’. Precisamente las llamas comenzaron en unas de las viviendas que están habitadas ilegalmente por causas que, de momento, se desconocen y se extendieron con rapidez por la cuarta altura de la finca llegando a dañar la cubierta.

Esta circunstancia, que la constató un arquitecto del Ayuntamiento de Zaragoza que visitó el edificio una vez concluidas las tareas de extinción, obligó a precintar el bloque hasta que hoy se realice un examen más minucioso. "Desde el Ayuntamiento nos han dicho que no podemos volver a nuestras casas y que mañana nos dirían si la situación se alarga. Si fuera así nos han comentado que nos facilitarían algún alojamiento", comentó a este periódico Irene Romeu, que vive junto a su madre nonagenaria en una vivienda del tercer piso. Esta mujer pasará la noche en casa de una amiga "como algo provisional" pero señaló que estaba muy pendiente de la solución que les dé Urbanismo.

El número 3 de la calle de Gascón tiene 13 pisos y solo tres de ellos tienen inquilinos legales (pagan alquileres de renta antigua). El resto son okupas que, si bien hasta hoy no habían causado ningún problema grave, sí que mantenían las zonas comunes con suciedad y malos olores.

"Este es un bloque antiguo y desde hace tiempo está en muy malas condiciones. Es algo que en repetidas ocasiones he hecho constar tanto en el Ayuntamiento como en el banco propietario, pero no han hecho nada por solucionar el problema", lamentó Inmaculada Romeu en una conversación con este periódico. La mujer, que relacionó el incendio directamente con esta situación de dejadez, afirmó que media hora antes de declararse las llamas envió un correo con fotos al propietario del banco para denunciar de nuevo el mal estado de su lugar de residencia.

Los bomberos estuvieron trabajando en la extinción de las llamas con una bomba urbana ligera, una autoescala y una unidad mando durante varias horas. En un primer momento también desplazaron hasta el lugar del suceso una ambulancia, pero los sanitarios no tuvieron que intervenir. En el operativo también participaron efectivos del servicio 112 Aragón y de la Policía Local de Zaragoza. Los agentes participaron en el desalojo y cortaron el tráfico rodado en esta céntrica calle mientras duró la labor de los bomberos.



Etiquetas
Comentarios