Despliega el menú
Zaragoza

"Empezaron con insultos normales y se fueron calentando"

Mamadou Sow, el árbitro que sufrió insultos racistas, trató con normalidad las faltas de respeto durante los partidos.

El árbitro Mamadou Sow durante un partido.
El árbitro Mamadou Sow durante un partido.
Atlético Ranillas

El árbitro Mamadou Basirou Sow puso de relieve durante el juicio celebrado ayer la violencia verbal que tienen que aguantar muchos colegiados, incluso cuando dirigen partidos de menores de edad. "Empezaron con insultos normales, como cabrón o hijo de puta, y se fueron calentando hasta llegar a los insultos racistas: negro de mierda, me cago en tu raza, vete al desierto", dijo ayer el joven sobre la conducta de los dos acusados.

Con estas declaraciones, Mamadou Sow imprimió normalidad a las faltas de respeto durante los partidos. De hecho, afirmó que en la formación que reciben para ser árbitros se les prepara para estas situaciones, advirtiéndoles de que deben tener fortaleza de ánimo ante ellas. "Son cosas que los niños no deberían escuchar, afirmó Saw durante la vista oral.

El joven ya no se dedica al arbitraje: lo dejó para centrarse en otros proyectos y "en parte" por lo sucedido el 28 de enero de 2017 en Ranillas. En los cuatro años que se dedicó a dirigir partidos "nunca" le habían insultado por el color de su piel y aquel día llegó a tener "miedo" y se sintió "humillado".

Etiquetas
Comentarios