Despliega el menú
Zaragoza

Sellar las fugas del canal de aguas bravas costará 624.000 euros

El Ayuntamiento exigirá el arreglo a las constructoras otra vez, aunque podría hacerlo de forma subsidiaria.

Canal de Aguas Bravas de la Expo.
Canal de Aguas Bravas de la Expo.
Oliver Duch

El canal de aguas bravas sigue dando disgustos al Ayuntamiento de Zaragoza. Esta instalación, construida al calor de la Expo para llevar a la ribera del Ebro los deportes propios del Pirineo, tendrá que recibir una nueva inyección económica para que tenga alguna posibilidad de recuperar la actividad. En concreto, un informe pericial que encargó el Consistorio estima que harán falta 624.000 euros para sellar las grietas que tiene una de las balsas, que provocan unas filtraciones que hacen que permanentemente pierda agua.

El gobierno municipal dio cuenta ayer de este informe y acordó abrir un nuevo procedimiento de reclamación de daños por los perjuicios causados. Este proceso se dirigirá contra las empresas Tragsa y Euroestudios, que se encargaron del proyecto, la dirección y la ejecución de las obras. No es la primera vez que el Consistorio les reclama que arreglen los desperfectos. En 2015, las empresas llegaron a ejecutar unos trabajos para repararlos que, según cree ahora el Ayuntamiento, no solo no solucionaron las filtraciones, sino que las agravaron.

El Consistorio dará trámite de audiencia a las empresas para que presenten alegaciones y, si se niegan a acometer la reparación, podría asumirla el Consistorio y luego girarles la factura, según anunció el concejal de Economía, Fernando Rivarés. El nuevo informe estima que la remodelación y reparación definitiva de la balsa inferior del canal, que garantizaría su impermeabilización, exigiría una inversión de 624.000 euros y de 6.000 euros al año de mantenimiento.

Los gastos de bombeo y electricidad que exigía la pérdida de agua por las filtraciones ascendían a 52.000 euros al año. Según el informe pericial, el problema es estructural y «tiene su origen en el diseño y construcción de la obra». El gobierno dijo ayer que el documento llega a afirmar que los planos no tenían el detalle suficiente para ejecutar los trabajos.

Desde el pasado verano las instalaciones permanecen cerradas, después de que la empresa que lo gestionaba, La Loteta Sports, pidiera la rescisión del contrato por las enormes pérdidas que le suponían. Lo mismo hicieron las compañías que llevaron la concesión anteriormente. La contrata se sacó en 2008 para que funcionara hasta 2040, pero sus cifras nunca se acercaron, ni de lejos, a las previsiones del Ayuntamiento y Expoagua.

Por estas instalaciones municipales, que costaron casi 6 millones de euros, ha habido años que apenas han pasado 200 personas, cuando se estimó que lo harían hasta 100.000 por temporada.

Etiquetas
Comentarios