Despliega el menú
Zaragoza

Bajan un 30% las mediaciones del Ayuntamiento en casos con riesgo de desahucio

La Oficina Municipal de la Vivienda intercedió el año pasado en 272 conflictos por el impago de hipotecas y, sobre todo, de alquileres.

Movilización para paralizar un desahucio en Santa Isabel el pasado mes de marzo.
Movilización para paralizar un desahucio en Santa Isabel el pasado mes de marzo.
A. Navarro

El Ayuntamiento de Zaragoza medió, a través de la Oficina Municipal de la Vivienda, en 272 casos en los que había riesgo de desahucio de una vivienda, un 30% menos que el año anterior. La mayoría de los expedientes corresponden a impagos de alquileres (199), que triplican a los de deuda hipotecaria (73). Con todos ellos el Consistorio hace un trabajo de mediación entre las partes y, en caso de que no haya acuerdo, ofrece un alojamiento alternativo a los afectados.

Según los datos que ha ofrecido este jueves, las mediaciones por deuda hipotecaria han bajado en torno a un 30%. Tras alcanzar su punto álgido en 2013, el número de expedientes ha caído desde entonces. El perfil más característico corresponde a una familia española con hijos. Un 30% tienen un salario, pese a lo cual no son capaces de pagar su hipoteca. Tras la mediación del Ayuntamiento, un 36% han acabado en refinanciaciones hipotecarias, un 13% en dación en pago, un 22% en mediaciones sin acuerdo y un 12% en renuncias o archivos.

En los impago de alquileres, programa que se activó en 2015, también ha habido un descenso de entorno al 30%. Sin embargo, según el concejal de Vivienda, Pablo Híjar, eso no significa que haya menos casos. “Los datos del Consejo del Poder Judicial hablan de que en 2017 hubo más en el año anterior”, ha dicho.

De las 199 mediaciones por impago de alquileres, 32 corresponden a mediación por ocupaciones de viviendas, es decir, de gente que entra a vivir en pisos de particulares o de entidades bancarias sin un contrato de por medio. De los expedientes por alquiler, un 41% acaban realojados en pisos de Zaragoza Vivienda o del Gobierno de Aragón, un 14% se cambia a otra vivienda y un 20% llega a un acuerdo.

Según ha dicho Sergio Castells, coordinador de la Oficina, en los casos concretos de ocupación “las entidades financieras cada vez son menor proclives a aceptar el pago de un alquiler” por parte de las familias que ocupan la vivienda.

Etiquetas
Comentarios