Despliega el menú
Zaragoza

CC. OO. exige al Ayuntamiento de Zaragoza el reconocimiento de la antigüedad del personal fijo discontinuo

Presenta una solicitud a través del registro general para que se regularice la situación laboral de los 400 afectados

Fachada del Ayuntamiento de Zaragoza
Fachada del Ayuntamiento de Zaragoza
O. Duch

La sección sindical de Comisiones Obreras en el Ayuntamiento de Zaragoza exige al consejero de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero, que se cumpla el compromiso que se adquirió el pasado 10 de octubre de reconocer la antigüedad del personal fijo discontinuo. Esta situación afecta a unos 400 trabajadores que, hace varios años, estaban asignados a instalaciones deportivas donde desempeñaban tareas como operarios, socorristas y responsables de botiquín, según explica María José Serna, secretaria general de CC. OO, en el Consistorio. Si se acepta la antigüedad, esos años se computarían a efectos de trienios, que se pagarían a partir del reconocimiento, y se tendrían en cuenta para el Premio de Antigüedad y los ascensos de nivel.  

La solicitud de que se acepte la antigüedad del personal fijo discontinuo fue objeto de estudio en la negociación del Pacto-Convenio 2016-2019 y, al no admitir la Corporación la posibilidad de alcanzar un acuerdo sobre esta materia, CC. OO. decidió acudir en noviembre de 2016 a un conflicto colectivo en el caso de personal laboral con el objetivo de lograr una sentencia positiva que se pudiera extrapolar, más tarde, al conjunto de personal funcionario.

Comisiones Obreras retiró el conflicto colectivo tras alcanzar un acuerdo, el 10 de octubre de 2017, con el consejero de Servicios Públicos y Personal, que emitió un escrito en el que estimaba procedente la regularización y reconocimiento a efectos de antigüedad del personal contratado en modalidad de fijo discontinuo. Instaba, además, al Servicio de Gestión de Recursos Humanos a que realizara las actuaciones necesarias la regulación de los afectados.

Todo parecía resuelto hasta que una nueva sentencia de noviembre de 2017, esta vez del juzgado Contencioso-Administrativo de Zaragoza, en la que se desestimaba un recurso interpuesto por un funcionario que demandaba el reconocimiento de la antigüedad a efectos de trienios devengados, ha vuelto a bloquear la situación. Serna sostiene que no hay razón para que se paralice el reconocimiento ya que en su caso no solicitan el pago de trienios con carácter retroactivo, sino solo a partir del reconocimiento y si corresponden, lo que podría suponer un coste para las arcas municipales de unos 70.000 euros al año. De ahí que el sindicato incluyera el pasado 18 de enero un escrito a través del registro general para exigir que la Oficina de Recursos Humanos lleve a cabo las actuaciones precisas para agilizar el reconocimiento y dar cumplimiento, con ello, al compromiso adquirido.

Etiquetas
Comentarios