Zaragoza
Suscríbete por 1€

Usuarios de la Fundación Rey Ardid diseñan un nuevo instrumento con materiales del siglo XVI

El proyecto, que ha durado dos años, se ha realizado bajo la supervisión de la Escuela de Violeros de Zaragoza.

Un usuario de la Fundación Rey Ardid toca el nuevo instrumento, denominado ratatranta, en el antiguo salón de plenos de la DPZ.
Un usuario de la Fundación Rey Ardid toca el nuevo instrumento, denominado ratatranta, en el antiguo salón de plenos de la DPZ.
Guillermo Mestre

Una estructura musical de madera para el deleite de los sentidos, conectado con el alma, es el concepto del nuevo instrumento de cuerda 'ratatranta', creado por más de cincuenta usuarios de salud mental de la Fundación Rey Ardid en la Escuela de Violeros de Zaragoza.

"Un instrumento musical único, conectado con el alma del universo, con la música de los planetas, con el ser humano y los sentidos", como han definido los creadores, alumnos del Espacio Visiones, en un texto leído este miércoles en la presentación en la Diputación Provincial de Zaragoza de este particular instrumento multisensorial.

El 'ratatranta' hace un guiño a los instrumentos tradicionales aragoneses, tal y como ha explicado el director de la Escuela de Violeros, Javier Martínez, quien ha participado en la supervisión del proceso creativo, que ha durado alrededor de dos años.

El artilugio musical se sirve de materiales tradicionales como las cuerdas de tripa, que le confieren un sonido especial, y es a la vez un "homenaje a las teorías antiguas sobre la creación del universo y pensamientos ancestrales, que veían al mundo como un instrumento musical", ha matizado el director de la escuela.

Y es que, a la vez que el músico lo toca, puede observar en su interior todo un cosmos iluminado que crea una experiencia multisensorial y que puede ser utilizado por cualquier persona para transmitir la música a través de diferentes sentidos, han explicado desde la organización.

"Las personas sordas notarán las vibraciones y los demás escucharemos los sonidos musicales: es una especie de cilindro donde se mete la cabeza y se relaja todo el cuerpo, ¿no os parece mágico?", han comentado los creadores durante la presentación, en la que se han leído una serie de opiniones acerca del proceso creativo de parte de los más de 50 participantes.

El 'ratatranta' se ha confeccionando utilizando los mismos materiales, herramientas y procedimientos que los antiguos violeros del siglo XVI, gracias a la participación de la escuela zaragozana, única de estas características en España y que se dedica a recuperar la tradición y el legado de estos constructores de instrumentos de cuerda.

Además, el onomatopéyico apelativo de 'ratatranta' tampoco es casual. Su nombre surgió de un proceso de ideas y se denomina así "por aquello de que dicha palabra es muy sonora, como la música de los instrumentos de cuerda".

Algunas entidades se han interesado ya en este multisensorial y creativo instrumento, que aporta, en palabras del director de la Escuela de Violeros, una "larguísima forma de entender el mundo desde una perspectiva diferente".

Cincuenta usuarios de salud mental de la Fundación Rey Ardid y con la supervisión de la Escuela de Violeros de Zaragoza han ideado y desarrollado este  nuevo instrumento musical en el que han empleado materiales del siglo XVI.

Javier Martínez ha guiado y supervisado el proceso, que se enmarca en el proyecto Delyramus, y que ha durado alrededor de dos años, desde su diseño hasta su ejecución.

El Ratatranta se ha confeccionando utilizando los mismos materiales, herramientas y procedimientos que los antiguos violeros del siglo XVI.

La Escuela de Violeros de Zaragoza es la única que existe en España y se dedica a recuperar la tradición y el legado y cultural de los violeros en nuestro país entre los siglos XVI y XVII.

Zaragoza fue la ciudad europea con mayor número de violeros activos en toda Europa en la segunda mitad del siglo XV y principios del XVI, algunos de los cuales eran corderos.

En sus talleres se desarrollaron importantes innovaciones organológicas que han marcado decisivamente la personalidad de muchos instrumentos musicales hasta la actualidad.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión