Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La feria del Consejo de la Juventud reúne a 30 asociaciones

Todo tipo de colectivos (políticos, culturales, de tiempo libre...) tienen cabida en esta cita que ha concentrado a cerca de 30 colectivos en el parque de las Delicias.

Los chicos de Bujinkan Zaragoza han desenfundado esta mañana sus armas –kodachi, shoto, wakizashi, entre otras– y luchado entre ellos, en una exhibición de arte marcial japonés, con motivo de la XI feria del Consejo de la Juventud de Zaragoza. Ataviados con kimonos negros, gracias al dominio de sus cuerpos y al despite han conseguido tumbar al enemigo. «Queremos promocionar la cultura japonesa dentro de la aplicación de las artes marciales, concretamente el Budo Taijutsu. No solo aprendemos a pelear y a defendernos, también a ser personas íntegras y a afrontar la vida sin bloquearnos», han señalado desde Bujinkan Zaragoza.

Todo tipo de asociaciones (políticas, culturales, de tiempo libre...) tienen cabida en esta feria organizada por el Consejo de la Juventud de Zaragoza (CJZ) que ha reunido a cerca de 30 colectivos. Una maqueta de un tren, un trozo de carril y una linterna con más de 25 años –que utilizaban los antiguos ferroviarios para hacer señales y comunicarse con los conductores– eran la carta de presentación de la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y Tranvías (AZAFT). Con 38 años de vida, esta agrupación lucha por la defensa del patrimonio ferroviario aragonés. Entre sus mayores tesoros tienen veteranas locomotoras de vapor que datan de 1920 y 1953, así como eléctricas de 1927 y 1952. «Nuestro próximo objetivo es restaurar la locomotora de vapor Baldwin I, fabricada en 1920 en Estados Unidos y que está declarada bien catalogado del patrimonio cultural aragonés», ha comentado David García, el socio 328 de este colectivo de amantes del ferrocarril.

No obstante, no todas las carpas que llenan de vida este fin de semana el anfiteatro del parque de las Delicias son de agrupaciones aragonesas. La asociación cultural ecuatoriana El Cóndor puso el toque latinoamericano a la cita. Además de explicar las curiosidades de su cultura, Olga Pineda ofrece en este estand plátanos verdes fritos, un tipo de comida similar a las patatas fritas –el envasado es el mismo– muy común en este país. Es uno de los puestos veteranos en esta feria pero también los hay que se estrenan como la Organización Juvenil Española (OJE), que llamaba la atención de los más pequeños con sus pintacaras.

Desde el Consejo de la Juventud han organizado esta feria por undécima ocasión con varios objetivos. Primero, para que las asociaciones se relacionen entre ellas y se den a conocer a la gente. En segundo lugar, el CJZ pretende visibilizar el voluntariado juvenil y el asociacionismo y, por último, para reivindicar «una mayor participación en las políticas de juventud, que el plan joven se ponga en marcha lo más rápido posible y que exista un Consejo de Juventud de Aragón», ya que en la actualidad solo está en funcionamiento el de Zaragoza, que en ocasiones actúa a nivel autonómico.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión