Despliega el menú
Zaragoza

La catedral de Tarazona, una pasarela de moda

La Fundación Tarazona Monumental propone una visita para contemplar y apreciar distintas obras de arte a través de ropas y complementos.

Cuellos altos. Es una de las curiosidades que se relatan ante el retablo de Juan de Leví de la seo turiasonense. En concreto, en la escena de la vida de San Prudencio.
Cuellos altos. Es una de las curiosidades que se relatan ante el retablo de Juan de Leví de la seo turiasonense. En concreto, en la escena de la vida de San Prudencio.
T. M.

Amplias túnicas, telas de origen musulmán, tocados, todo tipo de brocados… Un paseo por la catedral de Tarazona permite descubrir, no solo la riqueza patrimonial del monumento, sino una evolución por la historia de la moda en diferentes épocas, a través de esculturas, pinturas murales, cuadros o retablos. La Fundación Tarazona Monumental propone para mañana, a las 12.00, una singular visita temática: ‘El estudio de la moda a través del arte’. Un recorrido que, tal y como explicó la técnico, Lola Zueco, saca a la luz detalles que pasan desapercibidos, pero que permiten conocer la historia y apreciar el arte en su sentido más amplio. "La moda aporta muchísima información a la hora de enfrentarse a una obra", ilustra.

En un recorrido ordinario no es posible apreciar todos los matices que hay detrás de una pieza artística, por lo que este paseo especial, con los ojos puestos en la vestimenta y complementos, añade una perspectiva diferente.

La moda cambia y evoluciona al mismo tiempo que la sociedad. Desde la fundación indicaron que la catedral de Santa María de la Huerta conserva diferentes estilos arquitectónicos, como el gótico, mudéjar, renacentista y barroco. La mayor parte de sus representaciones son de carácter religioso. Los personajes bíblicos no van vestidos a la moda de las clases sociales más altas, sino siguiendo la época histórica.

Pilar Ledesma, la guía responsable de la visita, propone empezar la ruta en la seo por la pintura mural del siglo XIV y continuar con los trajes que aparecen en el retablo de Juan de Leví. El grupo se detendrá en las pinturas aparecidas en las columnas de la capilla mayor. En la dedicada a San Pedro y San Pablo se hablará de los tocados y de la ropa militar. Y en el retablo de la Degollación de San Juan Bautista la visita expondrá la evolución de la vestimenta con respecto al siglo XV. "Se trata –adelantó Ledesma–, de ver cómo cambia la moda desde los Reyes Católicos a Carlos V".

"Ves la obra de arte en conjunto, pero no te paras a pensar en esos detalles tan característicos que la obra te está enseñando", adelantó la guía. En concreto hay aspectos que de normal pasan desapercibidos, como el tipo de calzado, por ejemplo. La obra más cercana en el tiempo será el retablo mayor. "Allí se observan las telas y brocados y se aprecia cómo las libertades en la indumentaria desaparecen", apunta Zueco.

Etiquetas
Comentarios