Zaragoza

Detenido por organizar peleas de gallos y cultivar marihuana en una finca de Pedrola

La Guardia Civil y la Policía Local de Pedrola han localizado el lugar y ha sido detenido a la persona que utilizaba la finca.

Gallos utilizados para peleas, en el interior de la finca de Pedrola.
Gallos utilizados para peleas, en el interior de la finca de Pedrola.
Guardia Civil

Una persona ha sido detenida en Pedrola después de que la Guardia Civil y la Policía Local de la citada localidad zaragozana descubrieran una finca en la que se realizaban peleas ilegales de gallos y se cultivaba marihuana. 

Al detenido se le achaca un delito contra la salud pública y otro de maltrato animal. En la finca regentada por el detenido se localizaron un ring preparado para las peleas, 25 gallos con la cresta cortada y las patas desplumadas, listos para combatir, material y documentación sobre la práctica de estas luchas.

Además, también se localizó una plantación de cannabis con un total de 52 plantas en avanzado estado de crecimiento.

Según informa la Guardia Civil en un comunicado, este miércoles recibió un aviso,  a las 11.40, en el que personas que pasaban por el exterior de la finca comunicaban que en el interior podría haber una plantación de marihuana, dado el fuerte olor que emanaba a esta sutancia. Además, informaban que habían hallado en el suelo, junto al muro perimetral, un gallo muerto con la cresta cortada y las patas desplumadas, posiblemente destinado a pelea de gallos.

De inmediato se desplazó hasta el lugar la Guardia Civil comprobando el fuerte olor a marihuana procedente del interior, observando desde el exterior del muro cómo dentro de la finca había una plantación de cannabis cubierta con una lona con un número indeterminado de  plantas en avanzado estado de crecimiento.

Los agentes de la Guardia Civil realizaron diversas gestiones para localizar al propietario del inmueble, con quien lograron ponerse en contacto para comunicarle lo ocurrido.  El propietario informó a los agentes que había cedido el uso de la finca a un varón y que desconocía totalmente la actividad que esta persona realizaba.

En la inspección realizada en el interior de la parcela, debidamente autorizada por el propietario, la Guardia Civil localizó una plantación con un total de 52 plantas de cannabis sátiva en avanzado estado de crecimiento, cubiertas por una lona, y que contaban con sistema de riego por motobomba. Junto a la plantación, se hallaron varias jaulas con gallos en su interior y fuera de ellas, existiendo un total de 25 ejemplares con las crestas cortadas y las patas desplumadas.  Indicios de que los animales estaban siendo destinados a peleas de gallos ilegales. 

En uno de los almacenes de la propiedad fue localizado un ring artesanal utilizado para llevar a cabo esas peleas y material para cubrir las cabezas de los gallos mientras se desarrollaban las luchas.  Además se localizaron anotaciones con las características de los ejemplares que combatían y los que habían resultado ganadores tras el combate.  En el mismo habitáculo se había realizado una especie de bar, que contaba incluso con su lista de bebidas y precios, posiblemente usado durante el desarrollo de esta actividad.

Igualmente se localizó, dentro de una estancia utilizada en su día como vivienda pero en la actualidad inhabitable, una máquina para triturar marihuana y una mesa para el procesamiento de la sustancia recolectada.

Dentro de otro almacén también se localizó un perro, raza pastor alemán, que se encontraba en malas condiciones higiénico sanitarias.

De estos hechos se dio cuenta al Seprona de la Guardia Civil de Zaragoza quienes se personaron en la finca y realizaron un informe que será remitido al veterinario de la OCA de Alagón para valoración de los daños sufridos por los animales.

Por todo lo anterior, la Guardia Civil inició las gestiones pertinentes para localizar a la persona que hacía uso de la finca. Un varón conocido por los agentes por sus antecedentes policiales, que fue localizado y detenido este miércoles por la noche en la localidad de Pedrola.

Se trata de un varón de 39 años, nacionalidad española, al que se le imputó un presunto delito contra la salud pública por cultivo de marihuana y un delito de maltrato animal. El arrestado quedó a disposición judicial tras la detención.

Etiquetas
Comentarios