Zaragoza
Suscríbete

Borrell achaca el retroceso de la socialdemocracia a la falta de respuesta ante la crisis económica

El exministro presentó ayer en Zaragoza su libro en el que reflexiona sobre el socialismo actual en España y en Europa.

El exministro socialista de Obras Públicas y expresidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell
El exministro socialista de Obras Públicas y expresidente del Parlamento Europeo.
Laura Uranga

Josep Borrell diferencia la crisis del PSOE con la del conjunto de los socialdemócratas europeos, pero señala causa comunes. "En todas partes pasa algo similar: pérdida de militantes y votantes, crisis y divisiones internas, quiebras ideológicas... Todo es producto de la grave crisis económica y de las consecuencias de unas profundas transformaciones sociales que probablemente no hemos sabido ver", señala. El exministro de Obras Públicas (1991-1996) indica que "han aparecido movimientos alternativos y no todos son de derechas o de izquierdas, como evidencia el caso Macron, que tiene 450.000 seguidores, mientras que al PS francés solo le quedan 80.000 afiliados".

En una entrevista concedida ayer a HERALDO, Borrell, que fue presidente del Parlamento Europeo (2004-2007), sitúa el inicio de la crisis de la socialdemocracia en 2009, aunque data en mayo de 2010 el principio del retroceso de la socialdemocracia en España, "cuando Zapatero cambió su política económica", indica. "Posiblemente nadie midió las consecuencias de lo que eso implicaba para el socialismo y para muchos de sus votantes, que se vieron afectados por una globalización que dejó muchos perdedores que ahora votan a Le Pen o a Trump", añade.

A su juicio, el problema es por la falta de respuesta de los partidos tradicionales a las demandas de participación de militantes y ciudadanos. Borrell apunta a que "las soluciones no son simples ni es una cuestión de cambiar liderazgos o ser más o menos de izquierdas". El ejemplo lo pone en Alemania, donde el socialdemócrata Martin Schulz, "que no es precisamente muy de izquierdas", matiza, acaba de perder las elecciones en Renania frente a Merkel. Asegura que el francés Hamon no es "un radical ni un peligroso izquierdista" y sufrió una severa derrota en Francia.

Rechaza comparar el caso francés con el español porque es "una lectura interesada para decir que Hamon y Sánchez son unos izquierdistas...". El exministro, que apoya a Sánchez porque "comparto un modelo más participativo de partido y el carácter plurinacional de España que ya defendía González", confía en que la socialdemocracia "pueda sobrevivir y adaptarse". Borrell presentó su libro "Los idus de octubre", en referencia al comité federal tras el que dimitió Sánchez, en el Centro de Historias, acompañado por Susana Sumelzo y Carmen Dueso, que lideran en Aragón el respaldo a Sánchez.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión