Despliega el menú
Zaragoza

El Trallo, un sistema de reparto del agua con mucha historia

Este sábado se celebra el segundo Trallo anual en el Partidero de Almisén, en Oitura (Pedrola), una tradición que aspira a ser declarada Bien de Interés Cultural Inmaterial.

Por segunda vez, como cada año, se celebra el acto del Trallo o Arruedo, un sistema de reparto del agua entre la Comunidad de Regantes de la Hermandad de la Acequia Pedrola y del Cascajo. Esta singular ceremonia se celebra en una doble cita anual, 21 de abril y 20 de mayo, en la Comarca de la Ribera Alta del Ebro, concretamente en el Partidero de Almisén, en Oitura (Bárboles) una tradición documentada desde el siglo XIX “según costumbre inmemorial que constituye derecho consuetudinario”, dicen sus estatutos, aunque es probable que su origen sea anterior, según los estudios llevados a cabo por la historiadora Pilar Pérez Viñuales.

Cada 21 de abril se coloca un trallo o tajadera de unos 25 centímetros de altura en el Partidero de Almisén que riega Alagón y Grisén, en el termino de Pedrola. Por la mañana, el encargado de aguas comienza el Arruedo, que consiste en echar cinco fajos de hierba al centro de la acequia, unos 20 metros aguas arriba del Partidero.

“Según el número de fajos que va hacia un lado (Pedrola y Figueruelas) o hacia otro (Alagón y Grisén) corresponden más o menos días de agua de riego; al mes siguiente se repite la operación, el 20 de mayo, esta vez con cuatro fajos en lugar de cinco. En sendas jornadas participan representantes de los Sindicatos de Riego de Pedrola y Figueruelas, respectivamente y se celebran ante un notario que da fe del número de fajos que ha ido a un lado o a otro.”, explica Begoña Gómez, secretaria de la Hermandad de la Acequia de Pedrola y del Cascajo.

La acequia se divide en dos cauces en el Partidero de Almisén: el del Cascajo, que riega Alagón, Grisén y Oitura; y el de la Hermandad de Pedrola, que comprende las tierras de Figueruelas, Azuer, Cabañas de Ebro, Alcalá de Ebro y Pedrola. Allí se ubica una caseta blanca, rehabilitada en 2014, en la que se encuentra el centro de interpretación del Trallo, con varios paneles que explican en qué consiste esta tradición. “Lamentablemente, nos robaron uno de ellos y lo tuvimos que volver a poner”, informa la secretaria de la Hermandad.

Según recoge el capítulo III de las ordenanzas de la Hermandad, una vez finalizado el Trallo, los representantes de los pueblos citados se reúnen con el notario en la caseta para redactar el acta notarial. Tras concluir la ceremonia, se reparte vino y avellanas a los presentes “incluidos peregrinos, si por casualidad pasasen, viandantes, mendigos, etc...”, tal y como detalla el informe realizado por Pérez Viñuales, cuyas investigaciones siguen en curso para intentar averiguar “cuándo se inició este excepcional y singular acto”.

Hace dos años, la Hermandad de la Acequia de Pedrola y del Cascajo adoptó en junta general el acuerdo de iniciar expediente para declarar el Trallo o Arruedo como Bien de Interés Cultural Inmaterial del Patrimonio Cultural Aragonés, “dada su importancia en el sistema de reparto de aguas de riego y el respeto a nuestras costumbres y tradiciones”.

Esta semana han presentado la solicitud ante el Gobierno de Aragón tras reunir toda la documentación e información posible sobre esta tradición. “Hemos contado con cartas de apoyo de todos los ayuntamientos de los pueblos que forman parte de esta acequia y también contamos con el respaldo de la Federación de Regantes del Ebro, el Sindicato Central del Jalón y el Canal Imperial de Aragón”, añade Gómez.

“También hemos recopilado documentación audiovisual sobre el Trallo. Tenemos una grabación de los años 70, que estaba en formato Súper 8 y la hemos adjuntado con los informes de la historiadora Pilar Pérez Viñuales. Pero hasta que obtengamos los acuerdos pasará un tiempo”, apostilla.

Mientras tanto, el Trallo vuelve a reunir este sábado, a las 11.00, a los vecinos de la Comarca de la Ribera Alta del Ebro en una jornada festiva en la que la secretaria de la Hermandad vaticina que “habrá mucha gente en esta segunda celebración del año porque además coincide con el fin de semana y hace mejor tiempo”.

Etiquetas
Comentarios