Zaragoza
Suscríbete por 1€

¿Qué obras se esconden en los despachos del Ayuntamiento?

El consistorio zaragozano posee más de 4.500 piezas artísticas.

El Ángel Custodio de la ciudad y San Valero, patrón de Zaragoza, flanquean la entrada al Ayuntamiento de la capital aragonesa. Ambas son esculturas que el consistorio encargó al artista aragonés Pablo Serrano y forman parte de la colección de obras de arte de esta institución que alcanza más de 4.500 piezas. Más de un millar son pinturas aunque también hay fotografías, esculturas, objetos institucionales y monumentos en vía pública, entre otros. “Esta colección se ha ido formando desde tiempo inmemorial al mismo tiempo que la historia de la ciudad, y se ha ido ampliando a través de encargos, concursos, adquisiciones, cesiones y donaciones de los propios artistas”, explica Margarita Vela, funcionaria de la Unidad Técnica de Patrimonio Cultural del Ayuntamiento de Zaragoza.

Muchas de ellas se encuentran expuestas en las diferentes dependencias municipales, Ayuntamiento, Seminario, Palacio de los Morlanes, Casa Fortea... El resto permanece depositado en los almacenes de patrimonio municipales.

Una de las joyas de esta colección que se puede ver en la sede de la plaza del Pilar es una escultura de madera policromada del siglo XVII, “que representa a Cristo atado a una columna y que antiguamente estaba ubicada en el coro de la iglesia de Casa Amparo”, dice Vela. En la actualidad se encuentra en la gran escalinata de acceso a la planta noble del edificio.

En ella encontramos varios cuadros de grandes dimensiones encargados a Marcelino de Unceta sobre héroes y heroínas de la ciudad de Zaragoza como Palafox y Casta Álvarez. Junto a ellos se encuentra otro encargo, esta vez a Francisco Pradilla, de dos reyes aragoneses: Alfonso I el Batallador y Alfonso V el Magnánimo. Otro Francisco, Marín Bagüés, pintó el retrato de Fernando el Católico, situado igualmente en esta galería que da acceso al Salón de Plenos. Este último, presidido por un gran mural del pintor Pepe Aznar, que cuenta con dos obras más en la planta baja del consistorio.

Arte hasta en los despachos

La planta noble del edificio alberga también el despacho del alcalde, Pedro Santisteve. En su antesala, además un retablo de Pentecostés, un óleo de Manuel Viola vigila el acceso de los visitantes. Ya en su interior se encuentra, en primer lugar, junto a la puerta, un cuadro de Agustina de Aragón, que sustituye al retrato de Felipe VI que tenía el alcalde anterior.

En el mismo espacio, destacan las pinturas dedicadas al monumento a los Sitios de Zaragoza, al Justicia de Aragón y a la fundación de la ciudad por los romanos.

Las zonas y despachos destinados a los diferentes grupos municipales también contienen parte de esta colección artística. Cuadros paisajistas de Mª Pilar Burges y Carmelo González decoran el despacho del portavoz del PP, Jorge Azcón. Su homólogo del PSOE, Carlos Pérez Anadón trabaja junto a un óleo de Enrique Larroy y otro de Emilio de Arce. En la zona reservada para Ciudadanos se encuentran pinturas de Cristina Herrera, Javier Pérez Cobo, Aurelio Vallespín o José Beulas, mientras que Chunta aragonesista dispone de una fotografía de la Estación de Canfranc, obra de Julio Sánchez Millán.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión