Zaragoza
Suscríbete por 1€

Cinco F-18 salen de la Base hacia Estonia para evitar incursiones rusas en el Báltico

Es la primera vez que los aragoneses integran el destacamento Ámbar en esta misión de la OTAN durante cuatro meses.

Cinco F-18 de la Base Aérea de Zaragoza parten hacia Estonia
Cinco F-18 de la Base Aérea de Zaragoza parten hacia Estonia
Laura Uranga

Cinco cazabombarderos F-18 del Ala 15 salieron ayer de la base aérea de Zaragoza para desplegarse en Estonia, donde realizarán una misión de "policía aérea de la OTAN" en los cielos de los países del Báltico para evitar y controlar incursiones de aeronaves rusas.

Es la primera vez que los militares aragoneses del Ala 15 van a integrar el destacamento Ámbar, una misión aliada de Policía Aérea del Báltico, a la que el Ejército del Aire ya se sumó desde 2006 con aviones F-1. Su experiencia en otras operaciones internacional como en Libia, Bosnia y Kosovo sirve de referencia.

El próximo domingo se desplazará el grueso del contingente a la base de Amari, situada a 40 kilómetros de Tallín, la capital de Estonia. El contingente estará integrado por 128 militares, entre ocho pilotos, mecánicos, técnicos y otros especialistas del Ejército del Aire, en su mayor parte de la Base de Zaragoza. Así lo detalló el coronel Miguel Ángel de la Torre, jefe del Ala 15.

Un avión Hércules del Ala 31 ya trasladó material hace unos días. El próximo 4 de mayo empezarán a estar operativos y el despliegue español durará hasta agosto, en virtud de los compromisos de España con la OTAN con la misión de la Policía Aérea del Báltico (BAP, en inglés).

"Una ejecución complicada"

El general Alfonso Otero, jefe de la Jefatura de Movilidad Aérea, destacó que la misión del Ejército del Aire en el Báltico resalta los compromisos de España en la defensa aérea de la OTAN y garantiza la seguridad de las naciones y el desarrollo de su bienestar. Además, el general Otero destacó que los militares españoles están preparados para la Policía Aérea del Báltico y agregó que la operación es "sencilla, pero complicada en su ejecución". Asimismo, resaltó la colaboración de los países europeos, ya que los F-18 españoles iban a reabastecer combustible en Alemania.

Aunque el destacamento Ámbar está compuesto por cinco cazas F-18, dos de ellos estarán operativos en alerta y otros dos en reserva. El coronel De la Torre señaló que también van a realizar misiones de entrenamiento para conocer mejor el terreno y uno de los F-18 estará como apoyo de los otros cuatro. Destacó que la zona de interceptación puede ser el mar del Norte y ante esa eventualidad de la eyección de los pilotos llevan "un traje de agua".

Control de dos Tupolev

El teniente Antonio Cifuentes, miembro del Ala 15, explicó que participó en la interceptación y control de dos aviones rusos que entraron en el espacio aéreo de España, en la zona próxima a Bilbao. Esa experiencia, que ocurrió el pasado mes de noviembre con dos cazas Tupolev 160 Blackjack, se trasladará ahora al Báltico, junto a otros F-16 de Polonia que están desplegados en Lituania.

El destacamento que salió ayer estará al mando del teniente coronel José Ramón Asensi y sustituirá a otros cinco Eurofigther que tenía Alemania en Estonia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión