Zaragoza
Suscríbete

El joven que halló un cuarto de kilo de coca en el Nesquik quiere denunciar al supermercado

Asegura sentirse afectado por la gran repercusión de la noticia y le angustia que pueda surgir alguna sospecha sobre él.

Bote de Nesquik.
Bote de Nesquik.

El zaragozano que halló un cuarto de kilo de cocaína oculto en el bote de Nesquik que había comprado en un supermercado de la capital aragonesa quiere demandar a la cadena por "negligencia". Sobre todo, porque la enorme repercusión de la noticia adelantada por HERALDO –de la que se hizo eco toda la prensa nacional y que llegó a ser ‘trending topic’ nacional en Twitter– y el temor a que pueda surgir algún tipo de sospecha sobre él le han generado una "gran ansiedad". Así lo asegura su abogado, Javier Acín Vinyeta, quien va a personarse en la causa judicial para estar al tanto de cualquier novedad.

"Entre la multitud de mensajes que se difundieron en las redes sociales al conocerse el sorprendente hallazgo había fotos y textos que generaron gran inquietud a mi cliente, que llegó a temer que los traficantes que colocaron la droga en el bote pudieran culparle a él del perjuicio económico sufrido", dice el letrado. No en vano, según fuentes de la investigación, el alijo intervenido tendría un valor en la calle de unos 13.000 euros. Y ha sido esa angustia la que, al parecer, le ha impedido volver a pisar el supermercado desde el día que compró el Nesquik.

Según Javier Acín –que está asesorando al comprador porque siempre le ha llevado todos los asuntos legales y fue al primero a quien llamó al toparse con la droga–, al principio parecía que todo podía quedarse en una anécdota, pero está teniendo "consecuencias preocupantes". Así, al margen del cuadro de ansiedad que presenta el joven y del que va a ser asistido por un psicólogo, su abogado habla también de "un visible deterioro físico".

"Hasta el 112 creyó que era una broma"

Al abrir el bote de 800 gramos de Nesquik y ver que tenía el precinto metálico roto, el joven sospechó que pudiera estar estropeado. Lo que no imaginaba es que, a continuación, iba a encontrarse con un cuarto de kilo de cocaína enrocada, envuelta en una bolsita y oculta por el cacao. Cuando le preguntó a su letrado qué debía hacer, este le dijo que llamara a la Policía enseguida.

Pero, posiblemente por los nervios, el primer número que marcó fue el del 112. "Hasta las operadoras pensaron que se trataba de una broma, pero finalmente consiguió hablar con el 091", indica Acín Vinyeta.

Para asegurarse de que se trataba de cocaína, los propios agentes pidieron por teléfono al comprador del Nesquik que abriera la bolsa de plástico sospechosa y comprobara qué había dentro. La descripción que les dio el joven debió ser convincente, porque la Policía envió enseguida una patrulla a su domicilio a decomisar el paquete. Además de llevarse la droga, los funcionarios se interesaron por el tique de compra, ya que este incluía datos como la fecha y hora que lo adquirió. Los agentes aprovecharon también para interrogar al comprador, que hasta el día de la fecha no ha tenido que comparecer en comisaría ni ha sido llamado tampoco por el juez.

Según fuentes de la Jefatura Superior de Aragón, las pesquisas siguen abiertas y lo único que se ha descartado hasta ahora es que la manipulación del bote de cacao en polvo se produjera durante el proceso de fabricación.

Además de hablar con el personal de la tienda, ubicada en el barrio de Las Delicias, la Policía intentó localizar algún tipo de grabación de seguridad para tratar de identificar a las personas que estuvieron en contacto con los botes de Nesquik. Sin embargo, parece que ninguna cámara enfocaba hacia dicho lugar. A ello se suma el problema de que los hechos se produjeron durante los días de Navidad, cuando el supermercado registraba una mayor afluencia de público.

El abogado considera que la "falta de seguridad" del establecimiento ha supuesto un importante contratiempo para uno de sus compradores, que "sin pretenderlo y por el mero hecho de adquirir un bote de cacao se ha visto obligado a dar todo tipo de explicaciones". Porque, como recuerda, la tenencia de semejante cantidad de cocaína acarrea una pena de muchos años de prisión.

Por su parte, la cadena a la que pertenece el supermercado explicó ayer que hasta el momento no ha tenido ninguna comunicación del juzgado y que el cliente tampoco se ha puesto en contacto con los responsables.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión