Zaragoza
Suscríbete

"Me llamo Luz Cuesta Mogollón y estoy muy orgullosa de ello"

La zaragozana de 19 años explica cómo su nombre ha influido en su vida diaria.

Luz Cuesta Mogollón.
Luz Cuesta Mogollón.
L. C. M.

Las noticias sobre el aumento del precio de la luz de los últimos días no han pasado desapercibidas para nadie, pero menos todavía para Luz Cuesta Mogollón. Esta zaragozana de 19 años explica a Heraldo.es la repercusión que un nombre como el suyo -curioso, cuanto menos- ha tenido en su vida diaria.

"Ayer mismo una persona que no conocía de nada me envió por el chat de Facebook una captura de pantalla de diario Sur en la que hablaban de cómo me llamo", comenta. También sus amigos de siempre, "los de toda la vida", le hacen bromas a menudo todavía hoy. "Me dicen: 'Ya has vuelto a subir', haciendo referencia al precio, y se ríen", cuenta.

Sus padres, por increíble que parezca, no le pusieron 'Luz' a propósito. "Siempre me dicen que no se dieron cuenta de la relación entre este y mis apellidos; de hecho, fue Carlos Herrera quien nos abrió los ojos", dice.

Cuando tenía 9 años, su madre y su hermana llamaron a un programa de radio sobre apellidos curiosos dirigido por el periodista. "Al presentador le hicieron gracia los dos apellidos, pero cuando le preguntó a mi madre por los nombres de sus hijas y dijo Luz... estalló de risa", recuerda.

Lo cierto es que está acostumbrada, porque lleva casi una década escuchando las mismas bromas. "No fue hasta el primer día de 1º de la ESO cuando comenzaron las bromas relacionadas con mi nombre", cuenta.

En esa clase, el profesor empezó a nombrar a los alumnos en voz alta, y cuando llegó a ella -explica- tanto él como los estudiantes comenzaron a reírse a carcajadas.

"En cuestión de un día, todo el centro sabía cómo me llamaba y personas que no conocía de nada se me acercaban para preguntarme si era cierto que me llamaba así", dice, al tiempo que recuerda las bromas que esa misma gente le hacía.

"A veces, se me acercaba alguien, me daba un golpecito en el brazo y gritaba: ¡Encendida!, ¡apagada!, como si fuese un interruptor, y, acto seguido, se iba corriendo", ríe.

Pero nunca le ha importado. "Últimamente, me han preguntado si me gustaría cambiarme los apellidos, algo que ni siquiera me había planteado ¿Por qué voy a modificar algo que es curioso y que me hace singular? Me llamo Luz Cuesta Mogollón y estoy muy orgullosa de ello", reflexiona.

Lejos de afectarle, la zaragozana, que en la actualidad estudia alemán y lenguaje de signos, aprovecha toda oportunidad para dar a conocer su identidad. En 2015, su hermana, Rita, vio un concurso de nombres curiosos organizado por un periódico y no dudó en apuntarle.

"Quedé como primera clasificada con cerca de la mitad de los votos", apostilla, y añade que los siguientes puestos fueron para 'Grato Amor Jurado' y para 'Antonio Arrimadas Piernas'.

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión