Despliega el menú
Zaragoza

"Pasamos media hora limpiando el botellón antes de poder jugar"

Los jugadores del Club Petanca Terminillo denuncian un repunte de suciedad y vandalismo en el Parque Delicias.

Restos de botellón en las pistas de petanca del Parque Delicias.
Restos de botellón en las pistas de petanca del Parque Delicias.

Cada mañana se juntan en el Parque Delicias una treintena de personas. Unos -la mayoría- acuden para jugar a la petanca. Otros lo hacen para observar y animar a los demás. Tras los runners, son los usuarios más madrugadores de esta zona verde de la ciudad y entre las 8.30 y las 11.30, el parque es suyo. Es su rato de juego y practican su afición en las cinco pistas de petanca habilitadas y en otras ocho más bien improvisadas.

El plan parece perfecto para este grupo de jubilados del barrio que integran el Club Petanca Terminillo. Sin embargo, desde hace meses denuncian que demasiado a menudo se repite la misma incómoda situación: antes de empezar a jugar tienen que retirar las decenas de botellas vacías que amanecen abandonadas en las pistas. Y es que, al parecer y a juzgar por el rastro que dejan cada mañana, el parque congrega por las noches a otro tipo de usuario bien distinto: "El del botellón y el vandalismo", denuncia Pedro, un vecino de 62 años que participaba este viernes en la partida de petanca.

"Es algo muy habitual, casi diario. Aparecen en las pistas muchas botellas de cerveza y muchos vasos y pasamos más de media hora limpiándolas antes de empezar a jugar", denuncia indignado este componente del Club Petanca Terminillo.

Según critican los vecinos, el servicio de limpieza del parque no da abasto para recoger el frecuente desastre antes de que aparezcan los madrugadores 'petanquistas'. "Haría falta un camión para llevarse todo eso", advierten los usuarios. Los vecinos hacen lo que pueden y por las mañanas acumulan las botellas cerca de las papeleras para poder disfrutar de las instalaciones. 

Jesús, otro vecino de la zona, coincide con Pedro en lo que a la limpieza se refiere: "La limpieza deja mucho que desear. Entras en el parque y ya te da sensación de suciedad. No es que sea una zona de botellón, es que es un parque con muchos recovecos, distintas alturas y sitios para esconderse y con el botellón y el vandalismo se acumula basura".

Desde la asociación de vecinos Manuel Viola restan importancia al asunto. Su presidente, José Luis Zuñiga, matiza que la "problemática de la limpieza" es algo "general de toda la ciudad", no algo específico del Parque Delicias. Tampoco, dice, es una zona donde se realicen de forma habitual grandes botellones.

Sin embargo, no son solo los jugadores de la petanca quienes denuncian este incremento del vandalismo. Otros vecinos se han puesto en contacto en las últimas semanas tanto con Heraldo.es como con el Ayuntamiento de Zaragoza, a través de su buzón de quejas y sugerencias. Algunos dicen haber llamado a la Policía en varias ocasiones y piden intensificar la vigilancia nocturna pues recuerdan que también han presenciado episodios recientes de vandalismo en el  parque, como aquel en el que siete de sus fuentes amanecieron desprovistas de sus grifos.

Desde el Ayuntamiento reconocen que hubo cierto incremento del vandalismo durante la celebración del festival Asalto pero aseguran que fue algo pasajero. Respecto a la limpieza, sí destacan el problema del botellón, aunque insisten en que es algo "de los fines de semana" y además una problemática extrapolable a todos los parques de la ciudad: "Lo peor son los cristales rotos. Los responsables de la limpieza intentan retirarlos todos pero es algo difícil y además peligroso", recalcan.

Etiquetas
Comentarios