Despliega el menú
Zaragoza

25 años siendo la banda sonora

La agrupación musical municipal Mariano Gracia de Calatorao celebra sus bodas de plata con un festival, una cena de hermandad y una fusión con un grupo de rock local.

Un momento del espectáculo ofrecido por la banda, ayer, en el pabellón multiusos de Calatorao.
25 años siendo la banda sonora
l. c. l.

El 9 de junio de 1991, la joven banda municipal Mariano Gracia Escario de Calatorao interpretó su primer concierto en la pista del frontón de la localidad. Tras meses de ensayo, el primero de los cientos de recitales que vendrían después, fue la muestra de que la constancia y la ilusión eran los ingredientes suficientes para llevar la música a todas las celebraciones de Calatorao.

Un cuarto de siglo después, los acordes no han dejado de sonar. Este sábado lo hicieron con un brillo especial, el de las grandes ocasiones, pues la banda municipal ofreció un gran festival en el que también participaron las agrupaciones de bailes de salón, la escuela municipal de música y de canto y la rondalla Aires del Jalón de la localidad. Las bodas de plata de la agrupación contaron con el calor de cientos de vecinos, que no faltaron a la cita en el pabellón multiusos de la localidad, ni a la cena de hermandad posterior. El broche final a la fiesta lo puso una novedosa actuación: la fusión del sonido de la banda de música con el del grupo de rock local ‘The Barber’s Son Band’. Pasada la medianoche, las dos agrupaciones actuaron juntas interpretando los temas propios del conjunto rockero.Más de cien músicos

En estos 25 años, según explica el presidente de la Asociación Musical Mariano Gracia Escario, Alberto Lahuerta, "han pasado más de cien músicos por la banda y algunos han llegado a dedicarse profesionalmente a la música, después de dar sus primeros pasos en Calatorao". Lahuerta es uno de los pocos intérpretes que siguen frecuentando los ensayos desde el primer día, pero la renovación que se produjo hace dos años en la formación musical fue clave para su continuidad. "Entraron una veintena de chavales de la escuela municipal de música, y los sumamos a los veteranos para darle una nueva energía a la banda y seguir adelante", explica.

En este tiempo, tan solo dos personas han llevado la batuta en la banda. Durante los primeros 23 años, el clarinetista Roberto Llosá fue el encargado de guiar a la agrupación y fue el artífice de algunas de sus grandes actuaciones, como la participación en la Semana Grande de San Sebastián o el intercambio con la Banda Primitiva de Lliria, en Valencia. Desde 2014, el también clarinetista Juan Pablo Roncal asumió la dirección, afrontando la incorporación de los más jóvenes al conjunto y la renovación del repertorio.

Tras más de dos décadas de música, el objetivo, según el presidente de la asociación, es "trabajar con las nuevas generaciones y colaborar con la escuela de música municipal de la mano de la concejalía de Cultura para seguir incorporando músicos y poder mantener muchos años más la agrupación". No en vano, la banda municipal Mariano Gracia Escario de Calatorao ha sido la banda sonora en todos los acontecimientos culturales de la localidad en este último cuarto de siglo.

Etiquetas
Comentarios