Despliega el menú
Zaragoza

La encuesta del tranvía encara la recta final con 3.968 votos y un coste de más de 20.000 euros

PP, PSOE y C’s han solicitado una comisión extraordinaria para que ZEC dé explicaciones. Elena Giner, concejal de Participación, se muestra abierta a mejorar el sistema para ganar seguridad.

Voto por barrios en la encuesta del tranvía.
Voto por barrios en la encuesta del tranvía.
Heraldo

La encuesta del tranvía encara su recta final con apenas 3.968 votos y dudas sobre su fiabilidad. PP, PSOE y Ciudadanos han solicitado una comisión extraordinaria para que Elena Giner, concejal de Participación, dé explicaciones sobre la brecha de seguridad detectada, que permite a cualquier persona suplantar la identidad de otra con solo saber su nombre, sus apellidos, su DNI y su año de nacimiento. La edil desveló ayer que los procesos participativos –presupuestos participativos y consulta tranviaria– costarán a las arcas públicas más de 60.000 euros (20.704, IVA no incluido, en el caso de la encuesta) y que, hasta ayer, únicamente 469 personas se habían acercado hasta los centros cívicos y de mayores habilitados para escoger su trazado.

En Las Delicias han participado 561 a través de internet y en Casablanca, 323. Mucho más escasa ha sido la respuesta en Peñaflor (dos personas), Movera (seis), Juslibol (ocho), Garrapinillos (20) o Santa Isabel (30). También son llamativos los datos de puntos presenciales como el Centro o Universidad, que apenas han atraído público durante las dos primeras jornadas.

Las cifras oficiales revelan que el ritmo de votación se ha ralentizado conforme avanzaba la semana. Hoy será el último día para votar de forma presencial y el lunes se dará por cerrada la encuesta.

Ayer, toda la oposición criticó la consulta en la comisión de Participación. Para el PP, es "un ejemplo de todo lo que no se debe hacer". El PSOE cargó contra ZEC por querer meter el concepto de participación "a trompicones" y Ciudadanos acusó a Giner de haber abierto el proceso con excesiva premura. CHA, por su parte, aseguró que los datos actuales no son para sacar pecho, como hizo el jueves la titular de Participación, que mostró su satisfacción. Los cuatro coincidieron en que cualquier fraude podría invalidar el proceso. "Espero que no tengamos que lamentar no haberlo paralizado", expuso Leticia Crespo, concejal nacionalista.

Giner, que el jueves no descartó "fraudes residuales", presentó un informe técnico a petición de CHA y recalcó que no hay constancia de incidencias sobre supuestas suplantaciones de identidad, aunque se mostró abierta a mejorar la seguridad de cara a futuras encuestas y reconoció su preocupación por seguir avanzando a este respecto con la ayuda del resto de grupos. "No tenemos ningún inconveniente en trabajar sobre la mesa con propuestas concretas", argumentó.

Ayer lamentó que se hayan sembrado dudas sobre el proceso y destacó que es el mismo que se siguió para elegir el cartel de las fiestas del Pilar de 2015, en el que participaron 6.592 vecinos. Se utiliza, asimismo, para la cabalgata de Reyes o las bases de elección del zaragozano ejemplar.

En próximas fechas tendrá que comparecer para aclarar qué medidas adoptará Zaragoza en Común para garantizar la máxima seguridad. También para detallar cuál ha sido el coste exacto del proceso (diseño, publicidad, horas extra). PP, PSOE y Ciudadanos exigirán una valoración de la seguridad jurídica de la consulta y otra política por apreciar en el proceso un uso partidista. "La participación no es un fin en sí mismo, no es un juguete", afirmó Patricia Cavero, concejal del PP.

PSOE y C’s lamentaron que no se haya creado una mesa de seguimiento en tiempo real de la encuesta, propuesta aprobada en el último pleno. Giner culpó al calendario y a factores técnicos, pero no convenció a los ediles. "El grado de cumplimiento de mociones en este Ayuntamiento brilla por su ausencia", recalcó el socialista Roberto Fernández.

Los partidos subrayaron la necesidad de actualizar la normativa vigente, proceso que podría arrancar a principios de año. Convertir el DNI electrónico o la tarjeta ciudadana en un filtro para garantizar la seguridad queda, a priori, descartado, ya que no todo el mundo tiene. Crespo, no obstante, opinó que ZEC podría darse "con un cantico" si participasen las más de 200.000 personas que tienen tarjeta ciudadana.

Cruce de acusaciones

La polémica no quedó ahí. Ciudadanos, en su disputa particular con el alcalde, Pedro Santisteve, que calificó de "completo absurdo" el fallo de seguridad detectado por el partido, insistió en que cualquier fraude será responsabilidad del Gobierno. Contestó así a una misiva enviada por Santisteve a su portavoz, Sara Fernández, En ella, el regidor alertaba de las consecuencias legales de las acciones de la formación naranja, que, previa autorización, ‘suplantó’ el voto su concejal, Alberto Casañal.

Fernández se mostró "decepcionada" por la actitud del regidor, al que calificó de "totalitario", y por la "inflexibilidad de Elena Giner. "Le conmino a que explique a qué delito está haciendo referencia, dada la gravedad de esta insinuación", dijo en su réplica, al tiempo que se ofreció a proponer "alternativas y soluciones" a los problemas detectados.

Petición contra la línea 2

La encuesta de ZEC no es el único proceso abierto sobre la segunda línea del tranvía. La plataforma Change.org alberga dos peticiones al respecto, ambas en sentido negativo (sostienen que el primer ramal ha terminado por hipotecar a Zaragoza). La primera suma 2.283 firmas y la segunda, 3.303. También hay otra, aunque más testimonial, que exige impugnar el proceso participativo por presuntas manipulaciones.

Etiquetas
Comentarios