Despliega el menú
Zaragoza

Un servicio de taxi exclusivo para mascotas

?Más de doscientas han viajado a varios destinos de España y Europa gracias a un transportista aragonés especializado en bienestar animal.

Ángela González, cliente de Pet Taxi, con su perrita Kira.
Ángela González, cliente de Pet Taxi, con su perrita Kira.
pet taxi

Raúl Fernández creó hace dos años Pet Taxi, un servicio especializado de transporte para animales de compañía que cada vez tiene más demanda. "Este año hemos elevado un 200% la facturación, esperamos seguir con esta tendencia en 2016 y podríamos crecer mucho más, hay mucho mercado", cuenta este transportista, que ha llevado sobre todo perros, gatos y hurones incluso a destinos muy lejanos, como Holanda, Alemania o el Reino Unido. Asegura que para este último país "ahora hay un pico muy alto de demanda, porque mucha gente se está yendo allí a buscarse la vida".

Sus servicios son diversos: desde facilitar transporte al veterinario en Zaragoza a amplias rutas nacionales e internacionales. Las tarifas, tan a medida como el servicio, arrancan en unos 25 euros y pueden alcanzar los 900, siempre en función de las prestaciones y el trayecto. "Nos contratan muchas personas en caso de mudanza o cuando se van de vacaciones al Pirineo o a la costa, para que les llevemos allí su mascota", explica Fernández. Pet Taxi es, además, una de las pocas empresas privadas en España autorizadas para transportar cánidos y felinos salvajes (lobos, leones, linces...).

Ofrecen altas prestaciones: los conductores tienen un carnet que acredita su formación en bienestar animal, los vehículos son de pocas plazas y están adaptados (disponen incluso de transporte medicalizado), y dan "un trato superpersonalizado, porque cada cual tiene una necesidad", detalla Fernández. Utilizan colchonetas de látex, arneses protectores especiales, música clásica y hasta feromonas para que los animales viajen cómodos y tranquilos. Cuentan con seguros y seguimiento en ruta para informar y mostrar fotos a los dueños durante el trayecto.

Han trasladado desde perros con pedigrí de reputados criadores a multitud de cachorros, pero al que recuerdan con "mucho cariño" es "a un perrito de Berdún que tuvo un percance con otro más grande que le produjo graves lesiones. Lo tuvimos que llevar de urgencia de Jaca al hospital de Veterinaria en Zaragoza, sedado, con gotero y un calefactor de infrarrojos". Felizmente, se recuperó.

Ángela González –cuya perrita Kira, con problemas de epilepsia, trasladaron de Almería a Valladolid– asegura estar "muy contenta" con el trato y valora que "te van informando todo el viaje". En Facebook, una clienta llamada María Sabi resume: "En pocas palabras: puntualidad, furgoneta impecable y bien equipada, y lo más importante: muy buen trato con los animales".

En un comentario en inglés, Theresa Feodora explica que su perra Sophy "no quería separarse de Raúl, la cuidó muchísimo. Voy a recomendar Pet Taxi a todo el mundo". Marga Arranz, que usó el taxi para llevar a su perro al veterinario, elogia "el buen trato recibido". "Tanto yo como mi querido compañero Max, que no estaba nada bien", precisa.

Raúl Fernández señala que, aunque el potencial de su negocio es enorme porque solo en Zaragoza ya hay "50.000 perros censados y otros tantos gatos", hay un serio problema de intrusismo en el sector de las mascotas que "está haciendo mucho daño".

En transporte, explica, hay gente que no es profesional, no cuenta con vehículos adaptados ni con los permisos y seguros necesarios (cada especie requiere una autorización), ofrece un servicio de peor calidad y, además, desploman los precios. "Eso nos impide crear empleo", asegura.

En EE. UU. y el Reino Unido, cuenta, hay "otro nivel, se paga el doble o el triple por estos servicios, porque las empresas están protegidas". Sin embargo, en España "el 90% de los transportes de animales se hacen de forma irregular", asegura.

Etiquetas
Comentarios