Despliega el menú
Zaragoza

Carenas sigue apostando por la reapertura del bar Somet

El desacuerdo entre la CHE y el ayuntamiento por la cesión de uso retrasan la apertura de un bar vital para animar el turismo y la economía de la zona.

Carenas sigue apostando por la reapertura del bar Somet
Carenas sigue apostando por la reapertura del bar Somet

Más de tres años de lucha avalan el esfuerzo de los vecinos y 'forasteros amigos' de la localidad de Carenas, municipio de la provincia de Zaragoza, por reabrir uno de sus atractivos más preciados: el bar Somet, ubicado en el pantano de la Tranquera, a escasos kilómetros del Monasterio de Piedra. Pero, hasta el momento, los deseos de este municipio no parece que vayan a cumplirse.

Las más de 1.600 firmas recogidas para evitar su cierre, las diversas conversaciones con la Confederación Hidrográfico del Ebro y las presiones de la plataforma 'No al cierre del bar Somet en la Tranquera' todavía no han servido para que la CHE y el ayuntamiento alcancen un acuerdo.

En febrero, la CHE envió el pliego final al ayuntamiento de la localidad con una serie de cláusulas para tramitar la cesión del Somet, que según la portavoz de la plataforma 'No al cierre del Bar Somet', Alicia Sánchez, "no eran las esperadas". 

Las desavenencias entre los organismos se centran en la cesión de uso. La CHE, propietaria del terrero y la infraestructura del bar, plantea en el escrito final una concesión administrativa: "Se adjudicaría la propiedad durante un tiempo limitado y con el pago de un canon por parte del ayuntamiento", especifica la CHE. 

Por su parte, Sánchez explica que, desde el ayuntamiento y en conversaciones anteriores, se especificó a la confederación que la concesión debía ser de la propiedad: "La CHE exige una reforma del local para adaptarlo a la normativa vigente, pero el gasto de esa obra correría a cargo del ayuntamiento puesto que la confederación no está dispuesta a invertir dinero". Por tanto, continúa la portavoz, "si el ayuntamiento se gasta una cantidad importante de dinero en acondicionar esa infraestructura es lógico que sea propiedad municipal y no de la CHE". 

Porque ese "límite de tiempo de concesión" que establece la CHE en el escrito "tendría que estar definido", dice Sánchez: "Imagina que el ayuntamiento se gasta 100.000 euros en las mejoras que implora la CHE y a los cinco años le quita la cesión. Sería un dinero perdido para el pueblo", precisa. 

Otra de las cláusula que no satisface es la que establece que la reforma se lleve a cabo en un plazo máximo de dos meses. "Es muy poco tiempo", asegura la portavoz: "Habría que aprobar el proyecto de obra, solicitar subvenciones, todo el papeleo necesario y acometer la reforma", señala Sánchez. 

"No entendemos porqué se ponen tantas trabas a la cesión de la propiedad. La confederación no pretende explotar el local, no es una actividad de su competencia", apunta la portavoz que advierte que "siguen con las negociaciones pero que si no se llega a un acuerdo con la CHE llamaremos a la puerta del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente". 

Un bar de gran valor sentimental

Los habitantes y veraneantes cardelinos sienten la pérdida de un bar que forma parte de sus vidas. "De pequeños íbamos a bañarnos al pantano de la Tranquera y después tomábamos el vermut en el Somet", recuerda un vecino de Carenas.  

Sánchez asegura que no es solo el motivo sentimental lo que le lleva a liderar la plataforma: "En un momento en el que la economía está tan mal, abrir el bar supondría dar trabajo a varias personas. Una familia podría subsistir un año con los beneficios que daría el negocio, solo abierto durante el buen tiempo". 

Por su parte, Eva Alonso, propietaria de la casa rural Valle del Río Piedra, asegura que de "de cara al turismo, el Somet es vital para la economía del pueblo. Está a muy pocos kilómetros del Monasterio de Piedra y ese flujo de gente que visita el Monasterio podría acudir al Somet". 

Etiquetas