Zaragoza

Zaragoza recrea la batalla de Los Sitios en el casco antiguo

Unos 400 soldados llegados de distintas parte de Europa han revivido de la manera más fiel posible el asedio de Los Sitios de Zaragoza.

Zaragoza recrea la batalla de Los Sitios en el casco antiguo
Zaragoza recrea la batalla de Los Sitios en el casco antiguo
Heraldo.es

'Muy Noble, Muy Leal, Muy Heroica e Inmortal' son los títulos que Zaragoza recibió por su valor al defender una ciudad que estaba siendo asediada por el ejército de Napoleón en los años 1808 y 1809. 

Y, en memoria de esa batalla, gloriosa para la ciudad aragonesa, este sábado se ha recreado la defensa de Zaragoza en su Primer Sitio. Desde las 12.00, la plaza de los Sitios de Zaragoza se llenaba a la espera de comenzar el desfile de las tropas españolas y francesas recorriendo la ciudad hasta la plaza del Pilar. El calor primaveral de la mañana hacía presagiar que la III Recreación de Los Sitios iba a tener una buena acogida. 

La marcha militar comenzaba con los vítores de "Viva Aragón, Viva Zaragoza, Viva España", a los que también se sumaba el público con orgullo: "La recreación de Los Sitios significa mucho para los zaragozanos que con tanta bravura defendieron la ciudad", comentaba uno de los presentes. 

La indumentaria de las tropa de ambos bandos y también la de las damas que acompañaban al paso militar recreaba con "exactitud" la época del siglo XIX. "Vamos vestidas de aragonesas, que no de baturras", explica la presidente de la Asociación Cultural y Recreativa Mariano Lucas, Begoña Torres.

Además, comenta que "las mujeres tuvieron un papel muy importante en la retaguardia durante la guerra. Al hombre siempre se le recuerda porque estaba en combate, pero las mujeres nunca echaron un pie para atrás. Cuidaban a los herido y llevaban agua y comida al frente", detalla Torres. 

Estas "heroínas de los sitios", como ellas definen a las mujeres que sufrieron esta guerra, han formado parte del desfile, que ha tenido su primera parada en el Palacio Arzobispal para aclamar al General Palafox. 

Alabado por su ejército, el General ha comenzado su discurso de ánimo y gratitud a sus tropas: "Vuestra lealtad y amor a las buenas costumbres os hacen ser hijos de Aragón", parafraseaba el protagonista de la contienda, que terminaba su intervención con la famosa Jota de Los Sitios y con un "Por nuestro rey, Fernando". 

Palafox fue el gran jefe de los zaragozanos contra la invasión napoleónica. Por su grado militar, tomó a su mando la defensa de Zaragoza convirtiéndose en en el líder de la resistencia aragonesa. Su nombre ha pasado a la historia asociado a la Ciudad de los Sitios. Y, por ello este sábado ha sido el gran protagonista de la jornada.

A su salida del Palacio Arzobispal amenizada por los vítores de "Viva el General Palafox" de las tropas españolas, le esperaba su paseo en calesa por las calles Don Jaime y Alfonso I, hasta finalizar el recorrido en la plaza del Pilar, junto al Arzobispo de Zaragoza.

Unas 5.000 personas esperaban vigilantes la llegada de las tropas en la plaza del Pilar. Las caras de los más pequeños advertían su alegría. "Sin duda son los que más disfrutan de estas actividades tan originales y a la vez tan educativas", comentaba una madre que acompañaba su hijo de 6 años. 

Las diferentes infanterías comenzaban a adentrarse en la plaza del Pilar anunciadas por el presidente de Voluntarios de Aragón, Don Luís Sorando, que a su vez explicaba la indumentaria, procedencia e importancia de cada una de las tropas. La primera en entrar ha sido la Infantería Ligera, una pequeña  formación de soldados muy jóvenes acompañados por un flautista. 

Otras destacables eran las que procedían del extranjero. Los voluntarios de Austria, que portaban en el cuello un triángulo amarillo como distintivo. Las tropas Suizas, que eran mercenarios a sueldo que defendieron varios conventos de la ciudad, y los soldados irlandeses vinieron a Zaragoza a España porque compartían la religión católica. 

En su intervención, Sorando ha recordado el nombre de inmortal que alberga las ciudades de Zaragoza y Tarragona al resistir el asedio francés. "En Zaragoza nadie se rindió, siguieron luchando casa por casa". Zaragoza contaba con unos 80 cañones de gran potencia. "Podían matar de golpe cinco líneas de soldados", explicaba Sorando. 

La artillería pesada se preparaba para dar fin al acto en uno de los lugares protagonistas de muchos de los hechos reseñables de la Guerra de la Independencia en la capital aragonesa. Esperando la orden superior de abrir fuego, los allí presentes sufrían por sus oídos. Todos, menos los niños que esperaban ansiosos la batería de disparos. 

Entre la tempestad de los disparos, la calma ha llegado con la banda  de música Las Canteras de Torrero, que han interpretado los Himnos polaco, francés, español y el de Los Sitios de Zaragoza. Así, la melodía ha puesto fin a una jornada de grandes batallas históricas.

Recreación de la batalla de Los Sitios en el casco antiguo

Unos 400 soldados llegados de distintos puntos de España, Francia y Polonia han recreado este sábado por la tarde la gran batalla de Los Sitios en el casco antiguo de la ciudad. El asedio entre las tropas francesas y españolas se ha caracterizado por el estruendo de los disparos de cañones y de la artillería pesada de ambos ejércitos. 

Un espectáculo que es "historia en directo", como muchos de los presentes calificaban. Además, "es una manera de conocer nuestra historia", comentaba una señora muy atenta a la contienda, aunque "asustada por el ruido de los cañonazos". 

El cruce de fuego entre el ejército de Fernando VII y el de Napoleón  ha comenzado sobre las 19.00, en el Coso bajo y se ha extendido hasta la plaza del Pilar y el puente de Piedra. 

Durante este fin de semana, la III recreación de la ocupación francesa contará con la asistencia de unas 100.000 personas, según informan fuentes de la organización promotora. 

Todas las actividades de este sábado han estado organizadas por la Asociación Histórico Cultural 'Voluntarios de Aragón', la Asociación Cultural Los Sitios de Zaragoza y la Asociación Cultual 'Royo del Rabal', entre otras, con la colaboración del Ayuntamiento de Zaragoza y otras instituciones.


Etiquetas