Zaragoza

Unas 19.200 hectáreas anegadas y 2.000 agricultores afectados

Los agricultores habían calculado las hectáreas afectadas en 28.000. La DGA trabaja a contrarreloj para retirar los animales ahogados por la crecida, unos 4.000 estiman, y evitar así que haya afecciones sanitarias.

Uno de los caballos rescatados por Pacma
Unas 19.200 hectáreas anegadas y 2.000 agricultores afectados
Pacma

Las inundaciones del Ebro han afectado en la Comunidad a unos 2.000 agricultores y unas 19.200 hectáreas, según los cálculos iniciales del Gobierno de Aragón, que trabaja a contrarreloj para retirarlos animales ahogados por la crecida y evitar así que haya afecciones sanitarias.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Modesto Lobón, ha facilitado estos datos tras abrir en Zaragoza la segunda oficina de atención a los afectados por la riada, donde ya hay otra en servicio en la localidad de Alagón, a la que se sumará una tercera en Quinto.

Lobón ha señalado que del total de hectáreas inundadas, unas 14.000 son tierras de cultivos, que han sido evacuadas unas 20.000 cabezas de ganado de unas 175 explotaciones ganaderas, de las cuales siete tienen animales muertos en sus instalaciones.

Las autoridades aragonesas centran sus trabajos en la retirada de los alrededor de 10.000 animales muertos a causa de las inundaciones de granjas ubicadas en los pueblos más afectados por la riada extraordinaria del Ebro.

La empresa publica Sarga trabaja "a contrarreloj" para proceder a su retirada y evitar que haya problemas sanitarios, ha explicado el consejero Lobón, quien ha destacado que espera que no haya afecciones y que las bajas temperaturas contribuyan "a que no sea así".

Tras afirmar que espera que esta operación "se termine cuanto antes", el responsable aragonés de agricultura y ganadería ha añadido que también se actúa en granjas con animales vivos aislados, a los que se suministra medicamentos y alimentación por lanchas.

Los sindicatos agrarios han adelantado esta semana que las hectáreas afectadas en Aragón podrían llegar a unas 28.000.

El consejero ha avanzado que el próximo lunes se realizarán vuelos sobre las zonas inundadas para poder delimitar y saber con precisión los daños causados por esta riada y así concretar las ayudas para los damnificados.

Al respecto, se ha referido a los 60 millones de euros anunciados por el Gobierno central para los damnificados de toda la cuenca, aunque ha reconocido la provisionalidad sobre cualquier dato de los daños ya que no se sabrán con exactitud hasta que no desaparezcan las aguas, pero que la voluntad "es saberlo cuanto antes y repararlo".

Las oficinas abiertas por el gobierno aragonés para atender a los damnificados y los equipos que recorrerán los pueblos afectados por las inundaciones tienen como objetivo saber con precisión los daños, a quien corresponden y qué hay que hacer, ha explicado.

Estarán abiertas "todo el tiempo que haga falta" para que cada una de las personas afectadas "pueda saber lo que tiene que cobrar", porque la voluntad de los gobiernos aragonés y central, ha remarcado, es restaurar cuanto antes el patrimonio de los afectados.

Por otra parte, el consejero ha reiterado que desde Aragón se está "radicalmente contra del trasvase del Ebro", ante las "voces" que en este sentido se han realizado desde la Comunidad Valenciana y ha lamentado que se aproveche cualquier ocasión para "decir aquello en contra de lo cual estamos radicalmente".

Frente "a esas voces valencianas están las voces de Aragón, que dicen que estamos radicalmente en contra del trasvase bajo cualquier hipótesis", ha argumentado Lobón, quien ha agregado que lo que si están a favor es del Pacto del Agua de Aragón, porque, a su juicio, si se hubiesen hecho todas las obras "esto tampoco hubiera pasado".

En su opinión, la regulación es fundamental no solo es para los regadíos sino "para recoger la que excede y para que no pasen estas cosas", porque dos de las causas de la riada, entre otras, han sido la falta de regulación completa y la falta de limpieza del río.

"A los valencianos -ha concluido- yo les respondo, con todo el afecto, que seguimos en nuestra tesis radical de en contra del trasvase del Ebro y a favor del Pacto del Agua".

Etiquetas